De 217 domicilios visitados por la auditoría que realizó el Ministerio de Educación en las localidades de San Miguel, Josí C Paz y San Fernando, sólo uno funcionaba como centro de alfabetización.El Ministerio de Educación rescindió el contrato que mantenía con la Organización Alma Mater Indoamericana (AMI), cuyos integrantes eran voluntarios del Plan Nacional de Alfabetización de Jóvenes y Adultos, ante “la evidencia de ilícitos cometidos” por esa institución, se anunció
oficialmente. 
Según el ministerio, “AMI no cumplió con los objetivos específicos y requisitos indispensables que establece el acuerdo suscripto originalmente para la implementación del Programa Nacional de Alfabetización”.
Hace casi un mes un grupo de alfabetizadores de esta ong hicieron una huelga de hambre en Plaza de Mayo, en reclamo por el pago de una deuda que -según decían- Educación mantenía con ellos desde hacía seis meses.
En ese momento, fuentes del ministerio habían informado que el caso de AMI estaba en Auditoría debido a que habían encontrado irregularidades. La investigación, finalmente, dio como resultado la rescisión del contrato.
Entre los ilícitos, el Ministerio destacó que la ong “nunca envío el listado de personas alfabetizadas ni solicitó el material que la cartera educativa pone a disposición de las organizaciones para la puesta en marcha de las acciones de alfabetización”.
Además, “no cumplió con la rendición de las transferencias de recursos realizados y presentó irregularidades en la identificación de los alfabetizadores que debían recibir viáticos”
Entre los ilícitos, el ministerio encontró que “los centros de alfabetización declarados por AMI no funcionaron como tales”.
De 217 domicilios visitados por la auditoría del Ministerio en las localidades de San Miguel, Josí C Paz y San Fernando, sólo uno funcionaba como centro de alfabetización.
Asimismo, un informe de la Secretaría de Políticas Sociales y Desarrollo Humano del Ministerio de Desarrollo Social muestra que esta ong tambiín tramitó ante ese organismo la adjudicación de tres subsidios no reintegrables, de los cuales una sola propuesta fue efectivamente aprobada y financiada, no habiendo cumplido con la rendición de cuentas de los fondos otorgados.
A travís del Programa Nacional de Alfabetización, se encuentran trabajando más de 200 organizaciones con más de 5.400 centros en todo el país y con la participación de más de 10.000 voluntarios.
Los alfabetizadores son voluntarios y  el Ministerio otorga recursos, en concepto de viáticos y movilidad, por la labor que cada alfabetizador realiza en los centros que funcionan en todo el país.

(Tílam)

Fuente: infoban.com.ar