Al igual que los ubicados en Palermo y La Plata, y pese a que la actividad está suspendida por la cuarentena.

Los hipódromos de San Isidro, Palermo y La Plata comenzaron a darle permiso a los entrenadores para que los caballos puedan entrenarse, pese a que la actividad está suspendida por la pandemia de coronavirus, según trascendió hoy.

La medida comenzó el lunes pasado en el hipódromo de La Plata, donde el cuidador Ernesto Donadío deslizó: “esperamos poder estar corriendo en el mes de junio, sin público”.

Por otro lado, se supo que la famosa revista especializada en turf “Palermo Blanca” comenzó a salir de manera digital y en formato de cuatro a cinco páginas.

Los trabajadores de la Editorial Palermo todavía no cobraron el sueldo de marzo. La revista “Palermo Blanca”, que sale religiosamente los días miírcoles a la mañana, ha suspendido su salida hasta nuevo aviso.

Por ahora este es el clima que se vive en el entorno del turf argentino. De los tres hipódromos centrales, el que está más apurado para volver a correr es el de San Isidro.

Fuente: infoban.com.ar