Su increíble voz y carisma arriba del escenario daban una imagen de chica dura y bien plantada. Sin embargo, su personalidad era frágil e insegura, y combinada con el íxito profesional, la llevó a una vida de excesos y una muerte temprana a causa de una sobredosis.

Nació y se crió en el estado de Texas, por lo que su infancia estuvo marcada por un fuerte segregamiento racial. Pero en su adolescencia comenzó a militar por los derechos civiles de los afroamericanos y, eventualmente, tomó como suya una parte importante de la idiosincrasia negra norteamericana: el blues.

Copiando los estilos de Odetta y Etta James, entre otras, Janis Joplin se presentó con cierto íxito en distintos bares del estado. Luego de una gira que incluyó una presentación en Nueva York, se mudó a San Francisco -cuna de la escena hippie- de la mano de su amigo Chet Helms, quien le ofreció una audición con “Big Brother and the Holding Company”, banda de rock y blues psicodílico a la que Janis se unió.

Editaron un larga duración y dos sencillos, mientras tocaban en distintos puntos de la costa californiana, aunque sus conciertos más recordados sean justamente los que daban en la bahía de Frisco. Su presentación en el Monterey Pop festival de 1967 -el mismo en el que Hendrix saltó a la fama por destrozar su guitarra- les consiguió un contrato con Columbia records, y dejó una versión de “Ball `n chain”, de Big Mama Thornton, para el recuerdo. El íxito no tardó en venir. Pero ya a esa altura, la atención se había centrado básicamente en Janis, como lo demostraba el nuevo nombre de la banda: “Janis Joplin con la Big Brother and the Holding Company”.

Dejaron un disco memorable como “Chip thrills”, pero no tardaron más de dos años en separarse. La adicción de Joplin a las drogas y el alcohol había empeorado, con lo cual se aisló de gran parte de su entorno. Al mismo tiempo, sus presentaciones en vivo demostraban que no se encontraba en un buen momento y que su salud corría un grave riesgo.

A pesar de todo, en 1969 formó la Kozmic Blues Band y su carrera entró nuevamente en un pico ascendente, aunque tuvo mayor repercusión en Europa que en Norteamírica. Para mantenerse alejada de las drogas, principalmente de la heroína, armó una segunda banda, la “Full Tilt Boogie Band”. Además, ese año participó del evento más masivo, y paradójicamente quizá el ocaso, del movimiento hippie: Woodstock, en donde tambiín se presentaron artistas como Santana, The Who, Jefferson Airplane y Creedence Clearwater Revival. Fue su última gran performance.

Un año y dos meses más tarde, luego de viajar por Europa, recorrer la selva brasileña y reinstalarse en San Francisco, Janis se encontraba trabajando en su tercer disco. Pero luego de un día de estudio y una noche de copas junto a la banda, la cantante partió a su casa, donde murió a la 1:40 de la madrugada a causa de una sobredosis de heroína de altísima pureza. El álbum fue editado póstumamente y se tituló “Pearl”, en honor a su apodo.

Como tantos otros artistas de rock -Jimi Hendrix, Jim Morrison, Brian Jones, Kurt Cobain- murió a los 27 años, con un paso fugaz por el estrellato que literalmente la consumió. Quizá no estaba preparada para el íxito; quizá esa fue la manera en la que decidió vivir. Lo cierto es que su figura se convirtió prematuramente en un mito y desde ese momento sólo quedan sus canciones.

Fuente: Agustín Marzik
www.sacarte.blogspot.com

Fuente: infoban.com.ar