En medio de las protestas de la Bonaerense, la ministra de Gobierno provincial, Teresa García, salió hoy duro al cruce del diputado y ex ministro de Seguridad bonaerense Cristian Ritondo, a quien acusó de “imprudente” y le recordó un episodio con “700 kilos de marihuana”.

“Ritondo me parece un imprudente, salir a hacer una declaración así en medio de esta situación”, se quejó la funcionaria de Axel Kicillof, luego de que el macrista señalara: “Si a estos les estalla uno de esta magnitud a los nueve meses de Gobierno, no quiero imaginar que pasará más adelante”.

Según García, “Ritondo fue parte de una gestión que no resolvió estos problemas (los salariales)”, ni “tampoco la seguridad ni el delito”.

“En la provincia tuvimos 7 delegaciones de la AFI inconsultas.

Y el propio Ritondo y (la ex gobernadora María Eugenia) Vidal fueron los responsables de apremios y escándalos que hoy salen a la luz”, subrayó la ministra.

Y, sobre el ex ministro de Seguridad, citó “cuando en la UFI 9 de Pilar desaparecieron 700 kilos de marihuana y la explicación de Ritondo fue que se lo comieron los roedores”.

En tanto, al referirse a la protesta de los efectivos de la Policía provincial, sostuvo que fue “un reclamo salarial puro”, pero cuestionó la “estrategia de algunos sectores de la oposición para generar malestar”.

“Hay una estrategia de algunos sectores intransigentes de la oposición que batallan contra cualquier decisión del presidente Alberto Fernánez y (el gobernador) Axel Kicillof para generar malestar”, se quejó la funcionaria provincial.

En declaraciones radiales, García afirmó que el aumento salarial anunciado -aún sin detalles sobre el porcentaje- por su par de Seguridad, Sergio Berni, “estaba previsto y planeado” debido al “atraso de un 30 por ciento que hubo entre 2016 y 2019”, durante la gestión de Vidal.

En el marco del conflicto, la funcionaria precisó que las autoridades provinciales estaban “planificando los anuncios integrales en materia de seguridad para equipamiento, móviles, tecnología y salud”.

La ministra de Gobierno destacó que pese al reclamo y las protestas que hubo el pasado lunes “la mayoría de los policías estaban trabajando”.

“El reclamo venía igual que los hay de trabajadores de la salud o la educación. Todos los trabajadores públicos de la provincia tuvieron un atraso importante en estos años”, agregó.