Con la colaboración de la Asociación “Gustavo Rivero”, el distrito impulsa una serie de charlas con chicos y padres para erradicar cualquier forma de violencia en la práctica del fútbol juvenil.

El Municipio de Tigre, a travís de su Secretaría de Política Sanitaria, impulsa una serie de charlas a travís de su Programa de Apoyo al Deporte Infantil (PADI), con el fin de llevar adelante diferentes acciones pedagógicas tendientes a eliminar la violencia en la práctica del deporte infantil. Con este objetivo, se realizó un encuentro en el club “El Arco” de la localidad de Benavídez.

El proyecto es llevado a cabo de forma conjunta con la asociación “Gustavo Rivero”, que pone a disposición los profesionales que encabezan cada reunión. La dinámica propone un trabajo desdoblado, con charlas para padres e hijos por separado, donde se aborda las diferencias entre la práctica amateur con la de alto rendimiento y la importancia lúdica del juego en sí mismo.

Al respecto, el director de Entidades Intermedias, Ariel Arnedo, afirmó: “Desde el mes de marzo se viene realizando el cronograma que finalizará en diciembre del corriente. Ocasionalmente, los espectáculos deportivos se ven ligados a actos violentos. Esa violencia muchas veces tiene su origen en las divisiones inferiores, donde los padres pueden llegar a sobre exigir a los chicos y protagonizar hechos impulsivos. Por ello, proponemos estos encuentros donde planteamos la necesidad de comprender que esto es una recreación con una fuerte función integradora. Nuestros hijos deben estar en los clubes, no en la calle”.

Anteriormente, el Programa de Apoyo al Deporte Infantil (PADI) generaba talleres para tícnicos y dirigentes de los clubes donde de abordan cuestiones tales como el espíritu atlítico, tratamiento de lesiones, etc. Este año se decidió apuntar a los jóvenes y sus padres, con encuentros dirigidos por profesores de educación física y psicólogos deportivos.

El PADI tambiín incluye asesoramiento jurídico contable gratuito para ONGs, brindadas en conjunto con la Federación Bonaerense de Entidades No Gubernamentales, la revisación mídica de los chicos con profesionales de la Secretaría de Política Sanitaria del distrito, y un apoyo económico para la compra de material deportivo y materiales de construcción.

El encargado del área educativa de la Asociación “Gustavo Rivero”, Christian Bertelli, explicó: “Somos una entidad que apunta a trabajar en clubes y escuelas. Partimos de la base que reciclar adultos violentos es imposible, por ello intentamos concientizar a las nuevas generaciones. Hoy estamos junto al licenciado Hugo Ajzenberg gracias a la convocatoria de Sergio Massa y Julio Zamora. La idea es abordar en cada reunión temas tales como la ítica deportiva y el manejo de presiones por parte de los adultos”.

A su turno, el presidente del club “El Arco”, Martín Zalazar, expresó: “La propuesta es buena. A veces los papás exigen demasiado a los chicos. Es importante que ellos acompañen a los nenes en una práctica que debe ser, fundamentalmente, divertida”.

Actualmente más de 150 jóvenes de 5 a 13 años juegan en el club, divididos en 9 categorías diferentes, a cambio de una cuota simbólica de $15 pesos por mes. La entidad fue intervenida por el distrito en 2015 para ordenar la institución y llamar a elecciones. Desde entonces, la nueva comisión directiva trabaja de forma conjunta con el distrito para mejorar las instalaciones del lugar. En este sentido, hace poco menos de un año se inauguró una nueva cancha construida con fondos municipales.

La Asociación Gustavo Rivero es una entidad sin fines de lucro que desde el 2010 trabaja de forma conjunta con el municipio. Creada en el 2006, se encuentra dedicada a la prevención de la violencia en el fútbol y otros deportes. Fue creada por la familia Rivero, tras perder a su hijo Gustavo de 22 años en un incidente acontecido en un partido Racing Vs Independiente, del año 2002.

Fuente: infoban.com.ar