El camionero denunció que estuvo privado de la libertad durante cuatro días tras haber sido asaltado por piratas del asfalto en la ciudad de Córdoba, que logró escapar de sus captores en San Miguel.Fuentes policiales confirmaron a Tílam que el hombre, de 40 años de edad, aseguró que estuvo cautivo en una casaquinta de San Miguel Oeste, de donde logró escapar y pedir ayuda a un vecino al que le pidió el telífono.
Por el caso, la policía bonaerense confirmó que no hubo pedido de rescate a los familiares de la víctima y que detuvo esta noche a un sospechoso y demoró a otras tres personas con los datos aportados por el transportista.
Según los investigadores, el caso comenzó el jueves de la semana pasada, cuando un hombre de apellido Yuri conducía su camión en el cual transportaba muebles desde la ciudad de Córdoba a Buenos Aires.
De acuerdo a los primeros datos obtenidos por los pesquisas, Yuri fue asaltado por un grupo de piratas del asfalto que le robó el camión con la carga y se lo llevó cautivo en un automóvil particular.
Ante la desaparición del hombre, su hermano realizó una denuncia por “averiguación de paradero” en la comisaría 4a de la ciudad de Córdoba, cuyos efectivos comenzaron a investigar el caso y montaron un importante operativo en las rutas de la provincia para intentar encontrar el transporte.
Aparentemente, los delincuentes se llevaron cautivo a Yuri hasta Buenos Aires y lo ocultaron en una quinta ubicada en las calles Uriarte y Peña, de San Miguel Oeste, una zona cercana a la villa Mitre, al oeste del conurbano bonaerense.
Allí, los delincuentes lo maniataron y lo mantuvieron cautivo hasta esta tarde, cuando la víctima cortó con un vaso el precinto con el que estaba inmovilizado y escapó hasta la casa de un vecino, desde donde pidió ayuda a la policía.
Según relató luego, durante la tarde había pedido un vaso de agua a sus captores y, por un descuido, se lo dejaron. Así, rompió el vaso y con el filo cortó el precinto y huyó.
Efectivos de la comisaría 3a de San Miguel se dirigieron inmediatamente hasta el lugar y encontraron sano y salvo al
cautivo, a quien llevaron a la seccional local a declarar.
Además, los policías lograron la detención de un hombre que aparentemente estaba como “cuidador” de Yuri en la casaquinta.
Los investigadores de la policía bonaerense aún intentan determinar cuál fue el motivo por el cual los captores mantuvieron cautivo a Yuri durante tantos días sin pedir una suma de dinero como rescate.
Por eso, tratan de establecer si los delincuentes pretendían llevar a cargo un secuestro extorsivo o si se trató de un ajuste de cuentas por algún motivo en particular.
(Tílam)

Fuente: infoban.com.ar