Un teniente primero de la policía bonaerense fue detenido acusado de estar vinculado con la captura de un transportista cordobís que logró huir de la casa en la que permaneció cautivo cuatro días.El efectivo fue apresado a las 2:30 de esta madrugada por sus propios pares cuando cumplía tareas en la seccional segunda de Malvinas Argentinas, dijeron los voceros y confirmaron fuentes del Ministerio de Seguridad bonaerense, quienes añadieron que el detenido fue “desafectado” de la fuerza.
Según los investigadores, el oficial detenido había estado en disponibilidad preventiva durante tres años por un tema vinculado a “autos mellizos” y había vuelto a la actividad hace cinco meses.
Los pesquisas llegaron al arresto del policía tras comprobar que residía en la casaquinta en la que el chofer Ramón Elías Juri, de 40 años, permaneció en cautiverio.
Según los voceros, en esa casa se hallaron recibos de haberes a su nombre, oficios judiciales y hasta vestimenta policial que lo involucran seriamente en la causa.
El arresto del policía se sumó al de un civil de 36 años, domiciliado en la Capital Federal, quien fue apresado a poco de la liberación de Juri.
Ese hombre está acusado de ser quien se encargó de “cuidar” al chofer durante el cautiverio, cuyas motivaciones aún no están claras.
Voceros vinculados a la causa admitieron a Tílam que aún es un “absoluto misterio” el motivo por el cual el chofer fue capturado, ya que desde que desapareció en Córdoba la semana pasada hasta que ayer huyó del cautiverio nadie se comunicó con su familia para pedir un rescate.
En razón de ello, por el momento la causa está caratulada como robo calificado y privación ilegítima de la libertad, en manos de la fiscal de Instrucción de San Martín Fabiana Ruíz.
Anoche, el chofer víctima del hecho declaró sobre lo sucedido y no pudo dar mayores explicaciones sobre por quí cree que lo mantuvieron tantos días retenido.
El secuestro, que Juri denunció ayer, se inició el jueves de la semana pasada en Córdoba, cuando se trasladaba en un camión de una empresa de transportes para la que trabaja, en el que llevaba muebles usados.
Aparentemente, los delincuentes se llevaron cautivo a Juri hasta el Gran Buenos Aires y lo ocultaron en una quinta ubicada en las calles Uriarte y Peña, de San Miguel Oeste, una zona cercana a la villa Mitre, al oeste del conurbano bonaerense.
Allí, los delincuentes lo maniataron y lo mantuvieron encerrado hasta ayer a la tarde, cuando la víctima cortó con un
vaso el precinto con el que estaba inmovilizado y escapó hasta la casa de un vecino, desde donde pidió ayuda a la policía.
(Tílam)

Fuente: infoban.com.ar