Mientras procesa la información obtenida en los operativos masivos de los últimos días, la Subsecretaría de Ingresos Públicos bonaerense puso ahora sus ojos sobre los morosos que compraron plasmas.”Ayer el operativo ya no fue tan masivo como el martes, pero cumplió la mayoría de las expectativas; ahora el personal está terminando de procesar la información sobre quiínes recibieron las intimaciones y en cuanto lo tengamos, lo difundiremos”, dijo hoy a Tílam un colaborador del subsecretario Santiago Montoya.
El funcionario adelantó además que el 3 de julio próximo comenzarán los operativos para verificar la exigibilidad de que las mercaderías en tránsito dentro de la provincia de Buenos Aires estín identificadas mediante un código de barras, tal como lo dispuso una reciente disposición de la Dirección de Rentas.
“Los operativos se van a iniciar con el transporte de naftas, combustibles y solventes con un mínimo de 100 litros, y continuarán con ganado vacuno, cuero, carnes y derivados, en los casos en que superen los 100 kilos de peso o las cinco unidades”, explicó el funcionario.
Agregó que el sistema, que funciona en diversos países, entre los que citó a Canadá y Chile, fue calificado por varios expertos como “un golpe mortal al tráfico de mercaderías en negro”.
Admitió que dicha medida “ha alterado a muchos sectores de la comercialización”, entre los que citó a una importante firma chilena propietaria en el país de varias cadenas de supermercados y centros de ventas.
“Ese es un caso muy paradójico, ya que se trata de un grupo de capitales chilenos que se opone a que en la Argentina se aplique una medida que rige en Chile”, señaló.
Por otra parte, el informante reveló que la Dirección de Rentas detectó que una sola cadena comercial vendió recientemente 2.800 televisores de plasma en todo el país, de los cuales 1.500 fueron colocados en la provincia de Buenos Aires.
“De esos 1.500, verificamos que 814 fueron comprados por particulares o empresas que, en conjunto, deben 31 millones de pesos a la provincia por diversos impuestos”, precisó la fuente.
“Esos contribuyentes, que tienen 10.000 pesos para comprar un plasma pero no pagan los impuestos, fueron intimados y si no regularizan su situación se les podrá pedir el embargo del artefacto que compraron”, añadió.

Fuente: infoban.com.ar