El sacerdote Julio Císar Grassi, acusado de 17 hechos de abuso sexual y corrupción de menores, reiteró hoy que es inocente y que espera ser absuelto en el juicio.
“Me preocupa dejar en claro que no soy lo que dicen que soy, quiero que me dejen ser sacerdote”, dijo Grassi, en referencia a las acusaciones que lo sindican como pedófilo y autor de abusos sexuales contra adolescentes de la Fundación Felices los Niños.
Antes de ingresar a la audiencia en la que la defensa cerrará el alegato, Grassi dijo que espera “ser absuelto” y sostuvo que la Fundación “es como un adolescente de 15 años que no puede estar
sin su papá”.
El cura señaló que durante el juicio “nunca habló de complot, pero sí de una suma de acusaciones y de una venganza” de la cual dio indicios al tribunal en el juicio.
El abogado defensor de Grassi, Daniel Cavo, dijo que en la jornada de hoy hará conclusiones generales del alegato y pedirá la absolución del sacerdote.
En tanto, el abogado querellante Juan Pablo Gallego, dijo que si piden una ríplica al alegato lo harán hoy y agregó que “será breve y puntual” ya que la intención es “no dilatar el juicio y llegar cuanto antes a la sentencia”.

Fuente: infoban.com.ar