Una mujer resultó herida de un balazo cuando se arrojó del auto en el que era llevada cautiva, junto a su hermana y una amiga, por delincuentes que instantes antes las habían abordado con fines de robo en el barrio de Florida en Vicente López.

Las otras dos mujeres, en tanto, fueron brutalmente golpeadas por los delincuentes, quienes las arrojaron del auto al llegar a la zona porteña de Mataderos, y escaparon, informaron este jueves familiares y fuentes policiales.

La baleada, identificada como Adriana Archierín (40), permanecía internada en el hospital Santojanni a la espera de ser sometida a una operación, ya que el proyectil le perforó un pulmón, mientras que su hermana, María Julia (39), tambiín está hospitalizada debido a fuertes golpes recibidos y sería dada de alta en horas de la tarde.

El hecho se inició cerca de la medianoche, cuando tres ladrones a bordo de Peugeot 206 se cruzaron en el camino de las hermanas Adriana y María Julia Archierín y de su amiga Patricia Aguilera (52), quienes se trasladaban en un Peugeot 308 blanco por Florida, tras haber cenado en la casa de los padres de las primeras.

Los delincuentes bajaron de su auto, amenazaron a las mujeres y dos de ellos abordaron el auto que era conducido por Aguilera, tras lo cual se las llevaron a las tres cautivas. Los asaltantes, secundados por el tercer cómplice que iba detrás en el otro auto, tomaron por la avenida General de Paz en dirección al Riachuelo, mientras les requerían a la conductora del auto su dirección para ir a su casa a robar dinero.

Como la mujer les dijo que vivía en el barrio de Caballito, los asaltantes se dirigieron hacia esa zona, pero al pasar por un puesto policial ubicado en el cruce de General Paz y Emilio Castro, la mayor de las hermanas Archierín se arrojó del rodado en movimiento para pedir auxilio.

En ese momento, uno de los delincuentes le efectuó un disparo que aparentemente le ingresó por la espalda y le perforó un pulmón, añadieron las fuentes. Los asaltantes prosiguieron la huída con las otras dos mujeres cautivas, a quienes golpearon brutalmente cuando empezaron a gritar al escuchar disparos.

Al llegar a la bajada de Juan Bautista Alberdi, los asaltantes optaron por tirar a las otras dos mujeres del auto y más adelante, en Montiel al 1500, abandonaron el Peugeot 308 y escaparon en el 206 en el que iba su cómplice.

Las dos mujeres golpeadas pidieron ayuda a un colectivero, que las alcanzó hasta un puesto policial ubicado en Alberdi y General Paz, donde solicitaron ayuda. Una ambulancia trasladó a las tres víctimas al hospital Santojanni, donde todas ellas debieron recibir atención mídica.

El padrastro de las dos hermanas capturadas, Eduardo Storni, contó a la prensa este jueves que los delincuentes eran “muy agresivos” y que “la idea que tenían era ir a la casa de Patricia (Aguilera) porque querían que les diera 20 mil dólares”. Storni dijo que “la peor parte se la llevó Adriana”, quien resultó baleada, aunque contó que cuando las otras dos mujeres vieron que el ladrón disparó, empezaron a gritar y fueron “muy golpeadas”.

“A la hermana (María Julia Archierín) para que no gritara le pegaron mucho en la cabeza, la hirieron, y a la otra tambiín, tiene golpes por todos lados”, detalló. Según el hombre “entre ellos (los delincuentes) se decían `para quí les tiraste´” y luego tiraron a las otras dos mujeres del rodado.

Para Storni se trató de un hecho al “voleo”, ya que poco antes de iniciado las tres mujeres habían salido de su casa. “Sino cuando salían de mi casa las hubieran interceptado ahí para entrar, pero no”, concluyó.

Fuente: infoban.com.ar