La Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires repudió los actos de violencia política ocurridos días atrás en diversos municipios bonaerenses.
Esta manifestación legislativa fue en defensa de los intendentes Stella Maris Giroldi (Campana), Darío Giustozzi (Almirante Brown), Pablo Bruera (La Plata) y Darío Díaz Pírez (Lanús), que sufrieron diversos atentados.
Al respecto, el presidente de la bancada del Frente para la Victoria, Raúl Pírez, sostuvo que “en democracia es intolerable el acto de violencia política”.
“La violencia es corrupción porque corrompe las esperanzas de nuestros hijos”, agregó el legislador e instó a sus pares de otras fuerzas a condenar conjuntamente aquellas prácticas violentas.
Asimismo, Pírez manifestó que “más allá de las diferencias partidarias debemos repudiar estos actos para garantizar el desarrollo de las instituciones. El respeto por el disenso es el modo de rechazar la violencia”.
Por otra parte, los diputados aprobaron otros dos proyectos para otorgar una pensión graciable a las personas que hubiesen sido detenidas, procesadas y condenadas entre el 16 de septiembre de 1955 hasta el 12 de octubre de 1963, y para aquellos que participaron del denominado “Operativo Cóndor”.
En ese sentido, Raúl Pírez remarcó “la importancia de los jóvenes en la historia política de íste y otros países en los últimos 50 años” y calificó a los proyectos como “un homenaje a esa juventud que con sus luchas han hecho posible el crecimiento de nuestra patria”.

Fuente: infoban.com.ar