La Fiscalía General de Morón ordenó en las últimas horas separar de la causa al fiscal Roberto Tavolaro, a cargo de la investigación del crimen del verdulero Diego Rodas, luego de ser denunciado “por mal desempeño” en sus funciones, solicitud expuesta por la madre de la víctima, informaron fuentes judiciales.

La medida fue tomada dos meses después del reclamo por los familiares de la víctima al cumplirse cuatro años del asesinato el 9 de septiembre del 2016 frente a los tribunales descentralizados de Ituzaingó.

En diálogo con la agencia Télam, María del Carmen Peche, madre de Roda (35), dijo que si bien la causa del homicidio de su hijo “avanzó muchísimo”, pidió que “ que se siga investigando y atrapen a todo”, en referencia a los cuatro policías y tres civiles que están imputados aunque no detenidos.

“Ahora ya no escusa ni demoras todo esto se da gracias y a la ayuda de todos los vecinos, amigos y los medios de comunicación que nos acompañan en la lucha en reclamo de justicia. Ahora podemos tener un poco de confianza de la justicia porque la justicia debe estar al lado de la ciudadanía”, agregó la mujer.

“Vamos a dar lucha para saber toda la verdad sobre el crimen de mi hijo para que pueda descansar en paz”, concluyó Peche.

La investigación del crimen de Rodas se encuentra ahora a cargo del fiscal Pablo Ávila, sostuvo la misma misma fuente consultada por Télam.

Las primeras medidas del fiscal Ávila en la causa es volver a citar a los peritos involucrados en la investigación en busca de pruebas certeras y luego citar a policías y testigos, para ira avanzando en la búsqueda de todos los responsable del crimen del comerciante.

La justicia tiene actualmente a un hombre detenido que había robado la camioneta con que se originó la persecución que, posteriormente, finalizó con el crimen del Rodas.

En diálogo con Télam, María del Carmen Peche, madre de Roda (35), dijo que si bien la causa del homicidio de su hijo “avanzó muchísimo”, pidió que “se castigue al asesino y a los culpables”, en referencia a los cuatro policías y tres civiles que están imputados aunque no detenidos.

El asesinato de Roda ocurrió el 10 de septiembre de 2016 cuando el verdulero regresaba a su casa junto a su esposa y su bebé de apenas 12 días.

En ese momento, delincuentes que habían robado una camioneta y eran perseguidos por la policía, chocaron con un móvil policial e interceptaron el vehículo de Roda.

De acuerdo a la pesquisa, en esas circunstancias se inició un tiroteo en el que Roda recibió cuatro balazos en la cabeza, en el tórax, en el brazo derecho y hombro derecho, mientras que su esposa fue baleada en una mano y el bebé quedó ileso.

En ese momento, Roberto Tavolaro, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de Ituzaingó, a cargo de la investigación, imputó en la causa a los cuatro policías que participaron de la persecución y a los tres supuestos delincuentes en el marco ce la causa por “robo y homicidio”.

No obstante, aún no está clara la circunstancia en la que mataron a Roda, ya que hay medidas de prueba pendientes de resolución, agregaron fuentes judiciales.

Lo que sí se determinó es que del arma del policía Grane partieron dos de los disparos, por lo que quedó imputado.

Ese efectivo, no obstante, no está detenido en el marco de esta causa, aunque sí está con arresto domiciliario en otra, por una pelea callejera en la que se lo acusa de haber baleado a un joven, dijeron las fuentes.