Uno de los detenidos mantenía una relación sentimental con la víctima, mientras que el otro sería el coautor material y no conocía al fallecido.

Los dos detenidos el sábado pasado, acusados de ser los responsables del asesinato de un hombre, quien fue hallado mutilado y sin los ojos al costado del dique Roggero del Río Reconquista, en el partido de Moreno, se negaron a declarar y fueron trasladados a un penal bonaerense, informaron hoy fuentes judiciales.

Según la investigación, uno de los detenidos mantenía una relación sentimental con la víctima, mientras que el otro sería el coautor material y no conocía al fallecido.

Los informantes contaron que los detenidos se negaron a declarar ayer a la tarde y fueron enviados directamente a la Unidad Penitenciaria 39 de Ituzaingó hasta la próxima requisitoria judicial.

El fiscal Federico Soñora, de Moreno, quien está a cargo de la causa, espera para los próximos días pericias que le permitan avanzar en la investigación del crimen.

En principio, se trataría de un crimen “pasional” producto de la relación entre la víctima -Ivan Federico Díaz, 30 años- quien habría amenazado a su pareja -Fernando Miguel Ambrosio, alias “Piny” (30), actualmente detenido- que si lo dejaba iba a revelar la relación que los unía a su mujer, hijas y padres.

Las detenciones fueron efectuadas por la comisaría 7ª de Moreno el sábado a la madrugada en dos viviendas situadas en Villafañe al 1300 y en Quirno al 1000, ambas en el partido de Merlo, en el oeste del Gran Buenos Aires.

Los investigadores encontraron diversos objetos de valor del fallecido en un galpón de otra casa del kilómetro 34 de la Ruta Provincial 200, en la localidad de Mariano Acosta, en el partido de Merlo.

Fuentes judiciales revelaron a Tílam que el asesinato se produjo porque uno de los asesinos temía que la víctima revelase a su familia la relación que los unía.

Ambrosio decidió llamar a su amigo Jonathan Gaitan, alias “Mosquito” (42), para que lo ayudara a matar a su pareja, con quien mantenía una relación homosexual, según la versión de otro de los investigadores.

Los informantes añadieron que Díaz y Ambrosio eran compañeros de trabajo en el hipermercado Carrefour de Villa Tesei, lugar donde comenzó una relación amorosa hace varios meses.

Los amigos citaron a Díaz en una de las casas y luego de una charla le dieron con una pala ancha en la cabeza, lo golpearon con distintos objetos y lo cortaron con un bisturí.

Le arrancaron los ojos y lo llevaron en una bolsa hasta la orilla del río, donde lo tiraron desnudo y tapado con una sábana.

La autopsia reveló que Díaz murió de cinco puñaladas y que su cuerpo fue mutilado, ya que le arrancaron los ojos y parte del aparato digestivo.

El cuerpo fue encontrado alrededor de las 18 del viernes 20 de septiembre en un campo que rodea la represa Roggero del Río Reconquista, en el barrio “Don Florencio”, ubicado entre las calles San Nicolás, Río Negro y el Camino de la Ribera, en la zona sur de Moreno.

La causa fue recaratulada como “homicidio agravado” y se encuentra a cargo del fiscal Federico Soñora, de la Unidad Funcional N° 4 del departamento judicial de Moreno -General Rodríguez, secretaría del doctor David Salvatierra.

Fuente: infoban.com.ar