El secretario general de la Unión Ferroviaria (UF), Sergio Sasia, señaló en el 94º aniversario de la fundación del sindicato, que la CGT debería solicitarle al Gobierno “la convocatoria extraordinaria al Consejo del Salario para debatir un nuevo mínimo, vital y móvil”.

Asimismo aseguró que el monto de un bono de fin de año “es muy difícil de determinar y aplicar y, además, achataría las escalas”.

Al conmemorar ayer por la tarde junto al consejo directivo, representantes de las filiales nacionales y los trabajadores del sindicato y de la obra social, el 94° aniversario de la fundación de la Unión Ferroviaria (UF), Sergio Sasia remarcó que, en caso de que finalmente la CGT acuerde un bono de fin de año, el mismo debería tratarse de “una suma extraordinaria para jubilados y beneficiarios de planes sociales, y para los demás trabajadores lo mejor sería discutir en el ámbito de las paritarias”.

“El mínimo es hoy de 7.560 pesos y, la canasta básica para no ingresar en la línea de pobreza alcanza casi los 13.000 pesos. Ese debe ser uno de los puntos de referencia del Consejo del Salario. Llama la atención que la CGT sólo solicite que no se aplique ganancias sobre el aguinaldo de diciembre”, agregó.

Con respecto a la gestión del gobierno nacional, el sindicalista sostuvo que existe “una gran preocupación laboral y en los sectores más vulnerables, porque algunas acciones evidencian cierta ausencia de sensibilidad social, por lo que debería aplicar políticas de Estado que generen empleo y erradiquen la pobreza”.

Sasia, que tambiín es referente del Movimiento de Acción Sindical Argentino (MASA), declaró que “se impone una reforma profunda”, y reivindicó en ese sentido “el proyecto de ley elaborado y presentado” por ese espacio sindical, que no participó en el Congreso Normalizador de la central obrera del 22 de agosto.

Asimismo, señaló que con la nueva CGT sólo “se modificó el tablero sindical y se perdió una oportunidad histórica de consolidar la verdadera unidad del conjunto de los gremios”, a la vez que reclamó de la central obrera “un programa con objetivos concretos, que debía haber sido debatido de forma previa al Congreso de Obras”. “No se logró y tampoco se respetó el Estatuto de la CGT. Por eso la Unión y otros muchos gremios no participaron”, recordó.

Por último, el dirigente ferroviario afirmó que el tren es “una herramienta indispensable para el desarrollo del país” y explicó que el sector de pasajeros cumple “un rol social muy importante”, en tanto el de cargas permitiría “el desarrollo de las economías regionales; la reducción de la accidentología vial; la preservación del medio ambiente porque es el modo de transporte menos contaminante y el abaratamiento de los productos, que encarece la logística”.

“El ferrocarril debe ser la columna vertebral del transporte si se desea un país en desarrollo. El gremio acompañará las políticas que conduzcan a continuar recuperando y modernizando los trenes y se opondrá a lo que atente contra lo logrado en los últimos años, porque un país sin trenes es una Nación sin futuro”, concluyó.

Fuente: infoban.com.ar