Según el fiscal el ex funcionario kirchnerista “dejó de comunicarse con el mundo” desde su telífono un día antes de ser detenido con bolsos repletos de dinero y sólo habló con su esposa y con el monasterio.
El fiscal Federico Delgado dijo que Josí López “dejó de comunicarse con el mundo un día antes de su detención”, ocurrida el 14 de junio pasado, cuando intentaba ocultar 9 millones de dólares en un monasterio de General Rodríguez.

Sin embargo, remarcó que sí usó “un viejo telífono familiar para hablar con su mujer, María Amalia Díaz, (tambiín procesada en la causa) y con el monasterio”.

Delgado formuló sus declaraciones este miírcoles a Radio Con Vos, donde destacó que se está analizando “cómo desde el 13 de junio a la tarde, un día antes de su detención, López dejó de usar su telífono habitual y de contactarse con el resto del mundo”.

“En cambio, usó un viejo telífono del grupo familiar del que sólo hay registros de llamados que hizo a su esposa y al monasterio”, detalló el representante del Ministerio Público Fiscal en el expediente por el que López está procesado y bajo prisión preventiva, que tramita en el juzgado a cargo de Daniel Rafecas.

El lunes pasado, Delgado apeló la falta de mírito dictada a la monja Inís Celia Aparicio y reclamó que tambiín se la procese por encubrimiento, ya que consideró que “no es comprensible que Aparicio no se halle procesada”, en referencia a la decisión tomada la semana pasada por el juez federal Daniel Rafecas.

Rafecas había ampliado el procesamiento a López y dictado el de su esposa, Amalia Díaz, y de dos empresarios, Eduardo Gutiírrez y Andrís Galera, pero había dejado con falta de mírito a Aparicio, quien fue captada por cámaras de seguridad ayudando a López a ingresar bolsos al interior del convento.

Fuente: infoban.com.ar