Los padres de Francisco Vrech, el joven que murió tras ser atropellado en la localidad bonaerense de Olivos en el año 2007, dijeron que esperan una sanción “ejemplar” en el juicio que se inició al conductor acusado.
“Lo único que quiero es que el Tribunal dí una medida ejemplar, la cual sería que íl (por el acusado) estuviera preso. Yo creo que cuando das una medida ejemplar despuís esto empieza a
mejorar, ya no van a correr así porque saben que van a ir presos y creo que estar preso no es nada lindo, nada agradable”, dijo Francisco Vrech, padre de la víctima.
“Hay un expediente muy amplio que demuestra fehacientemente lo que sucedió, tambiín hay una filmación, muchas cosas que pudieron haber acelerado el inicio del juicio, pero se demoró porque los abogados defensores han interpuesto todas las chicanas jurídicas existentes”, denunció el hombre.
En la puerta de los tribunales de San Isidro, en Ituzaingó 340, el padre de la víctima consideró que en el juicio no tendría que estar solamente el acusado Guillermo Goñi “sino tambiín los
padres, que son los mas irresponsables”.
Por su parte, Mónica, madre del joven Francisco, resaltó los peritajes que concluyeron que, al momento de atropellar a su hijo, el auto de Goñi iba a alta velocidad.
“Quiero aclarar que se hizo una pericia accidentológica, que fue hecha por Gendarmería, por un perito de cada parte, y se ha demostrado que despuís de haber frenado, la velocidad del auto era de 84 kilómetros por hora, lo que demuestra que no tomaba ningún recaudo en respetar ni semáforos ni velocidad, sabiendo que a media cuadra había un boliche bailable”, expresó la mujer.

Fuente: infoban.com.ar