Centro comercial Velez Sarsfield Munro
Las medidas adoptadas por el gobierno nacional para sostener el empleo tuvieron “efectos positivos” y “lograron reducir los daños” causados por la pandemia de coronavirus sobre la actividad económica, afirmó un análisis de la Universidad de San Martín (Unsam).

“A pesar de la dimensión de la crisis, las políticas públicas destinadas a mitigar el impacto de la pandemia sobre el trabajo están teniendo efectos positivos observables y lograron reducir los daños”, subrayó el informe realizado por el Programa de Capacitación y Estudios sobre Trabajo y Desarrollo (Cetyd) de la Unsam.

El viernes pasado, el Ministerio de Trabajo informó, a través de la Subsecretaria de Planificación, Estudios y Estadísticas, que los puestos laborales formales del sector privado tuvieron una disminución intermensual de 1,6% en abril, primer mes completo con aislamiento social, y que se registró la caída más alta del empleo registrado no estatal desde que comenzó a medirse.

Según datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), en abril se registraron 186.000 puestos de trabajo menos que en marzo en el sector privado, debido a la pérdida 128.000 empleos asalariados, equivalente a un recorte de 2,2%, y la salida de 32.000 aportantes al monotributo, lo que implicó una caída de 2%.

Al respecto, el Cetyd destacó que “durante esta crisis, el empleo cayó 0,2 puntos por cada punto de disminución de la actividad económica, una relación similar a la de 2009”.

Comparó que “en 2002 el empleo había caído 0,9 puntos por cada punto de caída de la actividad económica”.

Remarcó que “durante abril, el Estado sostuvo los salarios de 2,3 millones de trabajadores a través del programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP)”.

Asimismo, afirmó que “se observan los primeros indicios de que tanto la actividad económica como el empleo habrían moderado su caída durante mayo y junio”.

En ese sentido, indicó que “mientras que la disminución del nivel de empleo registrada por la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) fue de 0,6% en abril, en mayo la contracción fue del 0,4%”.

“La moderación de la caída del empleo que estima el Ministerio de Trabajo para mayo es consistente con los datos en torno de la movilidad de las personas hacia los puestos de trabajo”, subrayó el Cetyd.

Remarcó que “en efecto, en mayo la movilidad fue mayor a la registrada en abril”, y aseguró que “la misma tendencia se continuó durante junio”.