Tenía 14 años y su familia la buscada desde el martes, la encontraron en un baldío de San Miguel maniatada y con un balazo en la cabeza.
Fuentes vinculadas al caso, sostuvieron que los investigadores descartan el robo y el abuso sexual como móviles del crimen de la chica, cuyo cuerpo fue descubierto ayer por los vecinos en un baldío de sobre Intendente Arricau al 3200, en las inmediaciones del cementerio de San Miguel, a sólo 200 metros de la casa de la víctima.
El cadáver estaba con las manos atadas hacia adelante y el informe preliminar de la autopsia precisó que la chica recibió un balazo a la altura del parietal derecho y no fue abusada sexualmente.
Otro dato aportado por efectivos de la Policía Científica que trabajaron en la escena del crimen es que la adolescente tenía consigo todas sus pertenencias, incluso dinero, con lo cual ya fue descartado que se haya tratado de un intento de robo.
Esta tarde, los investigadores realizaron una inspección en el lugar del hecho y hallaron la vaina de un proyectil de una pistola calibre 3.80, el mismo con el que se mató a la víctima.
La chica, de nombre Díbora, desapareció el martes y sus padres realizaron una denuncia por “averiguación de paradero” en la comisaría 1ra. de Josí C. Paz.
En la presentación, los padres dejaron asentado -según una fuente policial- que antes de que se fuera de su casa, la chica había discutido con ellos.
Josí Luis Castillo, padre de la víctima, dijo que esa versión es “cualquier cosa” y criticó el accionar de la Policía por no haber buscado rápidamente a su hija.
Relató que íl salió de su casa alrededor de las 17.30 del martes rumbo a un curso de cocina y que cuando regresó, por la noche, se enteró de que su hija estaba desaparecida.
“Voy a la comisaría, pero no me quieren tomar la denuncia, me piden los documentos, la partida de nacimiento, la foto (de la chica)”, relató Castillo, quien dijo que pudo hacer el trámite cerca de la 1 de la madrugada.
En diálogo con una radio porteña, el hombre acusó a la Policía de haberle dicho: “Vaya a su casa y espere”, y dijo que los efectivos no concurrieron a su domicilio en ningún momento.
Consultado por Tílam, un pesquisa señaló que “por ahora no hay un móvil concreto del crimen, por lo que se están investigando varias líneas”.
Una vecina que encontró el cadáver dijo al canal Todo Noticias que niños que jugaban en el baldío le avisaron que en el lugar “había una nena muerta tirada con las manitos hacia adelante”
“Fuimos con mi hijo a ver y nos encontramos con la nena. Primero le vi la mitad del cuerpo y luego el cuerpo entero. Era mi vecina, me di cuenta que era Díbora por el pelo y rápidamente llamamos a la Policía”, agregó la mujer.
Según la vecina, Díbora “era una chica que no salía de su casa”, pero tras su desaparición, se enteró de que la adolescente “había discutido con sus padres y se escapó”.
Otro vecino dijo que la familia Castillo hace cerca de un año que vive en el barrio y que estaban preparando la fiesta de 15 años de Díbora, porque el 14 de febrero próximo era su cumpleaños.
La investigación quedó a cargo de la fiscal de Malvinas Argentinas, Marisa Merino, quien trata hallar testigos del hecho que aporten algún dato para avanzar en firme sobre alguna hipótesis, explicó el vocero.
Tambiín trabajan en el caso la comisaría tercera oeste de San Miguel y la Sub-DDI de Josí C. Paz.

Fuente: infoban.com.ar