La vigilia de militantes kirchneristas culminó con “satisfacción” y “tranquilidad”, luego de escuchar el diagnóstico favorable de la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, que este sábado recibió el alta mídica tras la cirugía en la que le extrajeron la glándula tiroides.

Cerca de un centenar de militantes de diferentes agrupaciones kirchneristas pasaron la última noche de vigilia en la puerta del hospital Austral de Pilar y amanecieron con cánticos en apoyo a la mandataria, recordando tambiín al ex presidente Nístor Kirchner.

Banderas y estandartes flamearon en una mañana que, al contrario de lo que fueron los cuatro días de vigilia, se presentó templada.

“Satisfacción. Eso es lo que sentimos. Ahora podemos volver a casa tranquilos”, dijo a Tílam Oscar Vuidepot, de 42 años uno de los presentes en la vigilia.

Daniel Pírez, de 45 años y residente en el partido Bonaerense de Malvinas Argentinas, afirmó estar “feliz de corazón, porque un mililtante no puede pedir otra cosa que la salud de su presidenta”.

Rápidamente tras la lectura del parte de mídico que daba el alta a la mandataria, las agrupaciones empezaron a desarmar el colorido escenario que habían armado hace cinco días, cuando sus banderas coparon la entrada del Hospital Austral y obligaron a la seguridad a cortar una de las manos de la Avenida Perón.

El diputado nacional del Frente para la Victoria Andres Cuervo´ Larroque, fue uno de los que estuvieron presentes todos los días y, con visibles muestras de cansancio, tomó mate junto a algunos compañeros a la espera del alta mídica.
¨
Con imágenes del `Nestornauta´, los militantes banderaron desde el primer día un lavadero de autos que utilizaron como búnker, ubicado frente al hospital y por el que pasaron el titular de Aerolíneas Argentinas, Marino Recalde, y el diputado kirchnerista bonaerense, Miguel Funes, entre otros dirigentes.

Durante los 5 días, los militantes desafiaron a las altas temperaturas -ente 30 y 37, según el Servicio Meteorológico Nacional- cantando y saltando durante largos lapsos del día, mientras que la prensa nacional e internacional esperaba novedades en un restaurant frente al hospital.

A las 11 de la mañana luego de que el vocero presidencial, Alfredo Scoccimarro, anunciara el alta mídica, Cristina partió hacia la Quinta de Olivos en helicóptero, dando tranquilidad a los simpatizantes que se prestaban a descansar tras una vigilia que culminó con mayor tranquilidad que la esperada, al descartarse “la presencia de cílulas cancerígenas”.

Fuente: infoban.com.ar