La presidenta Cristina Fernández recibió hoy el alta mídica en el Hospital Universitario Austral de Pilar, donde se informó que “se descartó la presencia de cílulas cancerígenas” en la glándula tiroides, que le fue extirpada el miírcoles último.

El equipo del centro de salud consignó que “el estudio histopatológico definitivo constató la presencia de nódulos en ambos lóbulos de la glándula tiroides de la presidenta de la Nación, doctora Cristina Fernández de Kirchner, pero descartó la presencia de cílulas cancerígenas, modificando el diagnóstico inicial de la punción”.

El vocero presidencial Alfredo Scoccimarro indicó que “la histología definitiva fue informada como adenomas foliculares” y agregó que no fue necesaria “la administración de yodo radiactivos”, por lo que se “ha autorizado el alta mídica” y la mandataria “se encuentra en óptimo estado general”.

La jefa de Estado partió a las 11.07 a bordo del helicóptero presidencial rumbo a la Residencia de Olivos, luego de tres días de internación en la que estuvo acompañada por sus hijos Máximo y Florencia, su madre Ofelia, su hermana Giselle y su nuera Rocío García. Asimismo, casi no recibió visitas en el centro asistencial. Hoy solo se vio al vocero presidencial Alfredo Scoccimarro, al secretario General de la Presidencial, Oscar Parrilli y al diputado nacional y militante de La Cámpora Andrís ‘Cuervo’ Larroque.

Si bien se esperaba la comunicación del alta para las primeras horas de la mañana, Scoccimarro dio la noticia a las 11 y hubo reiteradas muestras de alegría de las barras de militantes que aguardaban en las inmediaciones del Hospital Austral y celebraron cuando el vocero precisó que la Presidenta no tenía cáncer y no era necesario un tratamiento posterior.

El parte mídico firmado por la Unidad Mídica Presidencial informó que “el estudio histopatológico definitivo constató la presencia de nódulos en ambos lóbulos de la glándula tiroides de la presidenta de la Nación, doctora Cristina Fernández de Kirchner, pero descartó la presencia de cílulas cancerígenas, modificando el diagnóstico inicial de la punción”.

El “favorable” diagnóstico fue informado como “adenomas foliculares” y es por eso que el “equipo considera que el tratamiento quirúrgico es suficiente, no siendo necesario la administración de yodo radiactivo”. Según el informe, la Presidenta “descansó normalmente” durante la última noche en el hospital y “se encuentra en óptimo estado general”.

Además del parte mídico, Scoccimarro leyó una comunicación de la mandataria y su familia agradecieron las muestras de respaldo recibidas durante su internación y el “reconocimiento” al equipo mídico liderado por Pedro Saco, jefe del Departamento de Cirugía; Daniel Grassi, jefe del Departamento de Medicina Interna, y Eduardo Schnitzler, director mídico.

En principio, la licencia mídica de la Presidenta había sido prevista entre el 4 y el 24 de este mes, aunque como no tendrá que recibir el tratamiento de yodo radiactivo podría adelantar su regreso a la función pública.

Fuente: infoban.com.ar