Es por un conflicto con el terreno donde se quiere instalar la planta, que es reclamada por el Sindicato Municipal.
Según un comunicado de la comuna, un grupo de personas lideradas por el titular del Sindicato Municipal, Josí María Carosio, amenazó a trabajadores de la empresa constructora Gescon S.A. que se presentaron en la Unidad Operativa Nº 2 del Municipio para iniciar las obras de construcción de la Nueva Planta de Biodiesel.
Según la declaración de uno de los trabajadores amenazados, cuando se presentó en la calle 133 (Ameyra) entre 58 (Anastasio González y 60 (San Vicente) donde por contrato tiene la obligación de comenzar la obra de la Planta de Biodiesel, “se hizo presente el Sr. Carosio – secretario general del Sindicato Municipal- quien nos intimó a retirarnos, increpándonos para que no regrese”, afirmando que “el predio pertenece al sindicato” a la vez que grita que “no vuelva nunca más, que no se le ocurra regresar porque la próxima vez “lo vamos a romper todo”(sic) por lo cual inmediatamente se retiraron los empleados de la obra “empujados por el personal que acompañaba a Carosio”.
Ésta situación fue denunciada el pasado 26 de noviembre en la Comisaría 1º de San Martín.
De acuerdo a los registros municipales, en octubre de 1973 el Concejo Deliberante autorizó la donación gratuita y sin cargo de un predio al Sindicato Municipal que correspondía a un terreno de 5.904 metros cuadrados.
En 1991 el Intendente de ese momento donó a la entidad sindical no sólo esa parcela, sino otra, donde se halla la Unidad Operativa Nº 2, un área de 7.577 metros cuadrados, sin que mediara la debida autorización del Concejo deliberante por esa otra parcela de terreno.
Ante esta situación y percatado de la irregularidad cometida y donde descansa la pretendida titularidad del sindicato municipal, el Intendente Ivoskus en el año 2001 declaró la nulidad del acto administrativo por el cual se donara la parcela correspondiente.
“Por lo cual allí será emplazada la nueva Planta de Biodiesel, un proyecto que representa una acción efectiva a favor del medio ambiente y que posiciona a San Martín a la cabeza en la implementación de biotecnologías” dicen desde el municipio.
En tanto desde el sindicado esgrimen que esos terrenos les “pertenecen” porque la justicia falló a su favor, y que allí piensan construir viviendas para sus asociados.

Fuente: infoban.com.ar