El jefe comunal de Vicente López, Jorge Macri, y su par de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, se mostraron a favor del uso de las pistolas Taser para las fuerzas de seguridad.

En ese sentido Jorge Macri se expresó en su cuenta de Twitter: “Imitando la iniciativa de Nestor Grindetti en Lanús, creemos que las pistolas Taser, que se usan hace muchos años en más de una docena de países, son una herramienta fundamental para reducir las lesiones en situaciones delictivas, tanto para los efectivos como para terceros”.

Agregó además que “en Vicente López estamos convencidos de que la tecnología es una aliada para brindarles mayor seguridad a todos los vecinos. Por eso, año a año incorporamos cámaras con lectura de patentes y analíticas en tiempo real, puntos seguros, anillo digital y chalecos inteligentes”.

“Es importante que las fuerzas de seguridad cuenten con las herramientas que necesitan para cuidarse mientras nos cuidan a todos” concluyó.

Por otro lado el intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, planteó llevar un proyecto de ordenanza al HCD para reglamentar su uso. Señaló que “varios municipios del Gran Buenos Aires decidimos proponer el uso de las Taser porque es una herramienta más que ayuda, que moderniza y protege a los civiles y trabajadores de la seguridad”, aseguró Valenzuela sobre el proyecto de Ordenanza. Y agregó: “Pondremos a disposición esta arma no letal en un marco de diálogo institucional con la Policía de la Provincia de Buenos Aires para cuidar a nuestros vecinos y vecinas”.

Este proyecto surge a partir de las demandas de la comunidad por reforzar la seguridad de los vecinos y mantener la integridad de los uniformados que dedican su vida a cuidar a los ciudadanos. “Hoy la única defensa que tiene un policía en nuestro país para evitar una agresión a corta distancia es su arma de fuego, pero con esta tecnología se podría repeler el ataque sin exponer su vida ni la de los civiles involucrados”, explicó el jefe comunal.

El uso de las Taser se viene desarrollando desde hace 20 años y se utiliza en más de 100 países del mundo -entre ellos Estados Unidos, España, Alemania y Canadá-. “Son muchos los casos estudiados en los que se ha demostrado que desde su implementación bajaron notablemente las lesiones en situaciones delictivas, tanto para policías como para civiles”, aseveró Valenzuela.

Sobre la continua polémica que rodea al uso de las Taser y su letalidad, Valenzuela remarcó que “es un arma no letal que no puede comprarse en el mercado y está reservada para las fuerzas de seguridad, las cuales realizarán los entrenamientos y la preparación previa que su uso requiera por protocolo”.