Un adolescente de 16 años fue asesinado a balazos y dos amigos heridos de gravedad en un confuso hecho registrado en una casa de venta de telífonos celulares y accesorios del partido bonaerense de Moreno, cuyo propietario es un oficial de la Policía Bonaerense, se informó hoy.
El hecho, que reciín se conoció hoy, ocurrió en las últimas horas del viernes en el comercio de la calle Gutiírrez 10724, de Villa Trujuy, en la zona oeste del conurbano.

La policía informó que cuatro ladrones irrumpieron en el comercio donde se enfrentaron a los tiros con su propietario, un teniente de la policía bonaerense. El enfrentamiento armado terminó -según el informe oficial- cuando uno de los supuestos ladrones, de 16 años, fue abatido y sus cómplices dados a la fuga, dos de ellos heridos de gravedad a la altura del pecho. Los heridos, de 15 y 16 años, se encuentran internados en el hospital Mercante, en grave estado.

Otra versión, de familiares y amigos de las víctimas, indicó que los cuatro adolescentes del barrio, cuando regresaban a sus casas tras jugar un partido de fútbol, entraron al comercio para ver un celular.
Cuando Ramiro, la víctima fatal, tomó una carcaza para ver si era para su celular -agregaron las fuentes- apareció el dueño del comercio que intentó golpearlos, pero cuando los adolescentes intentaron abandonar el lugar fueron baleados a quemarropa y por la espalda, matando al joven.

Al llegar, la policía encontró cerca del cuerpo de Ramiro un revolver calibre 22, que según los familiares y amigos lo habría "plantado" el policía dueño del comercio.
La víctima cursaba estudios secundarios, tambiín colaboraba en un comedor comunitario infantil del barrio e integraba la organización solidaria "Juventud, Octubres" y era muy querido por sus vecinos y amigos, dijeron.

En lo que coincidieron ambas partes fue que la víctima fatal no contaba con antecedentes delictuales.

Fuente: infoban.com.ar