Se trata de 13 alumnos de la Escuela provincial (EGB) Nº 11 de San Isidro, que fueron internados por haber ingerido veneno para ratas. Se encuentran en buen estado de salud y en sus hogares.De acuerdo a los trascendidos, el grupo de niños se encontraba jugando en el establecimiento escolar sanisidrense, ubicado en Francia 98. Las fuentes indicaron que debajo de un armario hallaron un producto granulado y que el grupo lo probó.
Alertadas las autoridades de la escuela, los niños fueron trasladados pasadas las 17:30 al Hospital Municipal Manterno Infantil de San Isidro, donde se los mantuvo en observación efectuándose todos los estudios y análisis correspondientes, al tiempo que se les suministraron medicamentos para acelerar el trámite digestivo de la ingesta.
Desde la comuna indicaron que los 13 chicos “Permanecieron en observación varias horas y, para mayor tranquilidad de sus padres, fueron derivados en ambulancias  por la noche, al Hospital provincial Alejandro Posadas para una interconsulta. Los padres fueron llevados a su vez en móviles municipales para que pudieran acompañar a sus hijos”.
Los profesionales del Hospital Posadas analizaron el producto ingerido por el grupo y teniendo en cuenta que los recaudos mídicos adoptados en San Isidro habían sido acertados y, considerando que la ingesta del producto en cuestión no había sido de una cantidad suficiente que pudiera poner en riesgo la vida de los pequeños, aconsejaron su vuelta a casa y si se presentaba algún sintoma, su concurrencia nuevamente al Hospital sanisidrense.
No obstante ello, desde el Hospital Municipal Materno Infantil aconsejaron a los padres la conveniencia de realizar controles preventivos de los chicos.
El Intendente de San Isidro, Dr. Gustavo Posse, permaneció anoche varias horas en el Hospital Municipal Materno Infantil, interesándose por la salud de los pequeños alumnos y acompañando y poniíndose a disposición de sus padres para todo lo que pudieran necesitar.

Los chicos hoy fueron a clases

“Los chicos están hoy en clase, están bien”, aseguró el director de la escuela, Jorge Pascualini, quien confirmó que hoy se les realizó otro análisis preventivo.
“Los chicos están fuera de peligro”, aseguró Pascqualini tras relatar que “actuamos rápidamente y estuvo todo controlado; los chicos con el miedo que tenían decían toquí y me chupí los dedos y entonces me lleví al hospital a todos los que habían estado allí”, dijo el director.
Asimismo precisó que esta mañana “había inspectores y con el Consejo Escolar haciendo una actuación”, para determinar lo ocurrido.

Fuente: infoban.com.ar