El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, ratificó que los docentes percibirán en marzo un ajuste salarial adicional vinculado al aguinaldo de diciembre, y garantizó que su intención es que los sueldos de los maestros “no pierdan contra la inflación”.
“El aumento a los docentes correspondiente a la inflación de octubre, noviembre y diciembre se tiene que pagar a partir del conocimiento del índice de inflación. Entonces se pagará a principios de febrero. Hay un adicional que habían arreglado los maestros para diciembre que se va a pagar despuís”, explicó el mandatario provincial.

En declaraciones radiales, Kicillof rechazó que esa postergación de pago -que se concretará en marzo- estí relacionada con la decisión del Gobierno provincial de abonar con recursos propios un vencimiento de deuda.

“Conseguimos una colocación muy buena y de esa manera pudimos responder a los bonistas, pero una cosa no está vinculada a la otra”, comentó el gobernador, sobre el pago del bono BP21 por 250 millones de dólares.

Kicillof insistió que “estamos respetando lo que firmó el gobierno anterior. Este mes estamos pagando los sueldos con aumento y el mes que viene pagaremos un retroactivo que corresponde al mes de diciembre. Las dos cosas se van a hacer y se van a cumplir. De ninguna manera los docentes tienen que pensar que no se está cumpliendo”.

“Aún con los problemas que hay, la idea es que los docentes no pierdan con la inflación. Estamos hablando muy bien con los gremios”, resaltó.

Con esta decisión del Gobierno provincial, los docentes bonaerenses cobrarán mañana sus salarios de enero con un aumento del 11,7%: ese incremento contempla las cuotas del último trimestre, pero no una mejora vinculada al aguinaldo de diciembre.

Esa suba que se postergó representa unos 2.950 pesos para un maestro de grado con diez años de antigüedad o 4.115 pesos para un director de primaria, según cifras extraoficiales.

Fuente: infoban.com.ar