El gobierno provincial resolvió reforzar las acciones tendientes a garantizar la provisión de agua potable para la población ante las altas temperaturas que se registran y los efectos negativos del suelo en algunas zonas del territorio bonaerense.

Con este objetivo, el ministro de Infraestructura bonaerense, Alejandro Arlía, conformó una “Mesa del Agua”, junto a los responsables de ABSA, SPAR, ADA y OCABA, destinada a la búsqueda de nuevas estrategias que eviten problemas puntuales relacionados al suministro del recurso.

La Mesa evaluó un programa de inversiones y maniobras de contingencia con el objetivo de afrontar la coyuntura. “Se pondrán en marcha acciones correctivas en los meses de verano como: refuerzo de las cuadrillas de reparación, trabajos de oficio, fortalecimiento del Call Center de ABSA y una correcta recepción de los reclamos de cada localidad con pronta solución de los inconvenientes”, detalló Arlía en un comunicado.

Explicó que “a pedido del gobernador Daniel Scioli todos nuestros esfuerzos tienen que estar volcados a la provisión de agua potable y a la concientización de la necesidad del uso racional del agua, porque es un recurso escaso, agravado por la disminución de las reservas acuíferas como consecuencia de la sequía y la temporada estival”.

Participaron de esta mesa, el Subsecretario de Servicios Públicos, Walter Saracco; el Jefe de Gabinete, Ricardo Lospinnato; el Director Provincial de Servicios Público de Aguas y Cloacas, Flavio Seliano; el presidente de ABSA, Guillermo Scarcella; el presidente del SPAR, Juan Viñales; la vicepresidente de ADA, Liliana Racovsky; el presidente de OCABA, Horacio Delgado y el vicepresidente de ABSA, Híctor Dottore.

Fuente: infoban.com.ar