El gobernador electo bonaerense Daniel Scioli designó hoy como secretaria de Derechos Humanos de su próximo gabinete a Sara Dorotier de Cobacho, quien actualmente se desempeña como subsecretaria de esa dependencia.
La designación se concretó esta mañana en el marco de una reunión que mantuvo Scioli con la funcionaria, en la que tambiín participaron el diputado nacional Remo Carlotto, el futuro jefe de Gabinete Alberto Pírez y el legislador bonaerense Martín Ferrí.
Según informaron fuentes del gobernador electo, durante la reunión se avanzó en la posible creación de una defensoría del pueblo de la provincia de Buenos Aires y en diversas acciones de política en el área de derechos humanos.
Dorotier de Cobacho nació en Chaco y ejerce el cargo de subsecretaria de Derechos Humanos desde que fue creado en 2002.
Fue senadora provincial entre 1997 y 2001, período en el que presidió la Comisión de Derechos Humanos y Garantías, al tiempo que fue vicepresidenta de la Comisión Bicameral Nuevo Milenio y elegida Convencional Constituyente.
Fue asesora de la gestión de Graciela Giannettasio en la Dirección General de Escuelas (92/99), asesora de la Comisión investigadora de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados provincial, directora de Derechos Humanos de Merlo, y asesora y fundadora de la Comisión de Derechos Humanos del Concejo Deliberante de Merlo, en 1984.
Como legisladora logró la aprobación de leyes como la que creó el Programa Provincial de Derechos Humanos; la ley del Derecho a la Verdad, la creación de la Comisión Provincial por la Memoria, la ley de Derecho a la Identidad y la de Igualdad de Oportunidades en el Mundo Laboral, según informa el sitio oficial de la Subsecretaría.
En 1948 participó en el acto del Luna Park organizado por Eva Perón, a quien conoció personalmente en 1949, estando embarazada de su primer hijo Oscar, desaparecido en 1978, agrega la página web.
Participó en la campaña de reelección del general Juan Domingo Perón y votó en 1951, cuando se instituyó el voto femenino.
Tras la denominada Revolución Libertadora, su militancia fue la resistencia, el voto en blanco y el “Luche y Vuelve”.
Desde el 24 de marzo de 1976 permaneció detenida por meses en centros clandestinos de detención, hasta que fue puesta a disposición del Poder Ejecutivo.
Su familia sufrió las consecuencias de la represión del terrorismo de Estado con el asesinato de uno de sus yernos -Josí- en 1976, el secuestro de su hijo Enrique y de Eduardo -otro de los yernos- en 1977 y el secuestro de su otro hijo Oscar junto a su nuera, en 1978.

Fuente: infoban.com.ar