El Observatorio de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de la Defensoría del Pueblo bonaerense elaboró una cartilla para explicar los alcances de la Resolución 498/2020 del Ministerio de Turismo y Deportes en lo concerniente a los viajes de egresados.

Es que, de acuerdo con esa medida, publicada antes de ayer en el Boletín Oficial, los viajes de turismo estudiantil cancelados por la pandemia de coronavirus deberán ser reprogramados en las condiciones originales dentro de los 12 meses posteriores al fin de la cuarentena, o se reintegrará su valor.

Así, el defensor del Pueblo Adjunto Walter Martello, remarcó hoy en un comunicado “que se velará por el cumplimiento de la resolución ministerial, y de ser necesario, se hará de nexo con la autoridad regulatoria a nivel nacional ante eventuales denuncias y/o incumplimientos de los agentes de viaje”.

“Entendemos que la resolución da previsibilidad y un marco legal para saber cómo actuar de cara a una situación donde numerosas familias ya pagaron un viaje que, producto de la pandemia, quedó suspendido”, explicó Martello.

Añadió que, en los últimos años, la Defensoría realizó un seguimiento de las distintas problemáticas y conflictos suscitados icon empresas de turismo estudiantil, y que, en consecuencia seguirán haciéndolo “en esta nueva etapa”, signada por la imposibilidad de concretar los viajes estudiantiles a raíz de la pandemia de coronavirus.

“Resulta primordial que cada familia conozca cuáles son los derechos que los protegen en este tipo de contratos y para ello hemos elaboramos una cartilla con los principales aspectos que se deben tener en cuenta”, apuntó.

Pese a la pandemia, según datos de la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo (Faevyt), sólo canceló el viaje de fin de curso el 15% de los aproximadamente 150.000 estudiantes (primarios y secundarios) que egresan cada año en el país.

De ese total, unos 90 mil suelen viajar a Bariloche, el destino más concurrido desde hace décadas.

Entre otros datos, la cartilla informa a quienes contrataron un viaje estudiantil, que las agencias deberán ofrecerles una reprogramación; y que deberán proponer al menos 2 fechas e itinerarios alternativos.

También, señala que las reprogramaciones deberán respetar: estacionalidad, calidad y valores convenidos; que se podrá solicitar el reintegro de lo ya abonado y que las agencias sólo podrán retener hasta 25% del precio de los viajes.