Una banda de piratas del asfalto “senior” que operaba en el norte del conurbano bonaerense y que fue desbaratada tras 17 allanamientos y 10 detenciones, entre ellas sus principales cabecillas de entre 50 y casi 70 años, había cometido al menos tres hechos en los cuales robó mercadería por más de 25 millones de pesos, informaron hoy fuentes judiciales.

Si bien fuentes policiales ya habían informado sobre la detención de esta organización, voceros judiciales brindaron hoy detalles de la investigación y de los hechos que se les atribuyen.

Las detenciones fueron concretadas en una serie de 17 allanamientos realizados por efectivos de la Subdelegación Departamental de Investigaciones (SubDDI) de Tigre, tras una investigación de diez meses de la fiscal María Virginia Toso, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada de Don Torcuato.

Según la investigación, la banda era liderada por Carlos Alberto Merino (59), alias “El Viejo”, y tenía como mano derecha a Sergio Gustavo Taborda (58) y quien desde 2016 estaba evadido del penal de San Martín donde cumplía una condena a 17 años y medio de prisión por 27 hechos de piratería del asfalto.

En las escuchas telefónicas surgió que a Taborda le decían “Esculapio”, como al personaje de Luis Brandoni en la serie televisiva “Un gallo para Esculapio”, que narra la historia de una banda criminal dedicada a esta modalidad delictiva.

“Nos llamó la atención las edades de los miembros de la banda. Los que cometían los asaltos y se subían a los camiones no eran principiantes. Son todos delincuentes grandes, de más de 50 o 60 años y que tienen frondoso prontuario”, dijo a Télam uno de los investigadores.

Otros detenidos fueron identificados por las fuentes como Alberto Chenlo (67), Oscar Otero (64), Enrique La Regina (57), Oscar Suárez (65), Raúl Hermoso (42), Emanuel Peloso (26), Luciano Vega (26) y Zibin Guan (32), alias “Nahuel”, un comerciante de nacionalidad china.

Guan es el propietario del supermercado mayorista “BM” de la localidad de Moreno donde, según la imputación, la banda colocaba y revendía los productos robados.

Siempre según la investigación de la fiscal Toso y de la Sub DDI Tigre, la banda lograba que algunos de los choferes de los camiones asaltados, sean sus cómplices y que luego desviaran la investigación cuando declaraban como víctimas.

Por ello, Toso imputó en la causa a algunos de esos camioneros aunque no pidió sus detenciones y están en libertad.

La causa se inició en la fiscalía de Don Torcuato porque el primer hecho que se le atribuye a esta organización ocurrió el 3 de diciembre del año pasado en esa localidad del partido de Tigre, cuando la banda robó en la autopista Panamericana un camión que había partido del puerto de Buenos Aires con 2.520 cajas de kiwis importados de Italia y valuados en 37.500 dólares.

También se les imputa haber robado el 3 de enero de este año en Fátima, partido de Pilar, un camión de la firma “Jhonson S.A.”, cargado con 28 pallets de distintos repelentes e insecticidas de las marcas Raid, Fuyi, Baygon y Off, por 108.000 dólares.

El último hecho que se les imputa ocurrió en pandemia, el pasado 31 de agosto, cuando interceptaron en la intersección del Camino del Buen Ayre y colectora de Panamericana un camión de la firma alimenticia Terrabusi, con mercadería valuada en 5.500.000 pesos.

Los 17 allanamientos fueron realizados en los partidos bonaerense de Pilar, Moreno, San Martín, San Pedro, Quilmes, San Isidro, Vicente López, Escobar, Lomas de Zamora y General Rodríguez.

En los allanamientos, la policía secuestró nueve armas de fuego: cuatro escopetas 12/70, dos pistolas 9 milímetros y otra calibre 22 y dos revólveres 38 y 22.

También se incautaron de 500.000 pesos en efectivo y 1.400 dólares, pasamontañas, ropas de policía, una baliza azul para techo, chalecos antibala, guantes, handys, un inhibidor de señal de ocho antenas y celulares, entre otros elementos.

Además se secuestró un camión Mercedes Benz y otros vehículos en los que se movilizaba la banda o transportaba la mercadería.

Todos los acusados ya fueron indagados y quedaron imputados de los delitos de “asociación ilícita y hurto agravado de mercadería en tránsito reiterado”.