El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, afirmo que el objetivo central para el próximo año será el de fortalecer el plan Potenciar Trabajo y señaló que se mantendrá la asistencia alimentaria “para hacer foco en la primera infancia y las políticas comunitarias y sistemas de cuidados”.

Arroyo fue el tercer ministro que expuso esta tarde en la comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, donde también brindaron informes los jefes de las carteras de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; y de Obras Públicas Gabriel Katopodis.

Al comenzar la disertación, Arroyo sostuvo que “es claro que la situación social es crítica”, al recordar que la pobreza se ubica en un 40,9 por ciento de la población, con lo cual más de 18 millones de personas son pobres y la la indigencia se ubica en un 10,5 por ciento

“En este año, si bien el presupuesto original era de 84.000 millones en la práctica se van a terminar ejecutando casi 231.000 millones de pesos.

El presupuesto anual del Ministerio de Desarrollo Social es de 252 mil millones de pesos a los que habrá que sumar 6.600 millones previstos para el Renabap, que originalmente estaba bajo la órbita del Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat.

De acuerdo al presupuesto, se destinarán 115 mil millones al Plan Argentina contra el Hambre y 113 mil millones serán para el programa Potenciar Trabajo, que incluye la asistencia a los cinco sectores de la economía donde hay mano de obra intensiva: construcción, cuidado de personas, textil, producción de alimentos y reciclado.

Arroyo destacó que se buscará apuntalar “el plan PotenciAR Trabajo que es una fusión del conjunto de planes sociales que ya existían y un esquema de cinco sectores productivos para vincular los planes con trabajo y marcar un camino de salida para las personas”.

En ese marco, destacó que el objetivo es buscar “pasar de la asistencia alimentaria al trabajo, porque en 2021 el eje del trabajo va a adquirir un peso mayor en el presupuesto del Ministerio de Desarrollo Social”,

Detalló que el programa Potenciar Trabajo abarca a unos 570 mil trabajadores y trabajadoras y en “esta primera etapa apunta a generar oportunidades laborales para 300 mil personas de esa base.”

“Para ello se crean unidades de gestión productivas, se destinan subsidios y créditos no bancarios a tasas bajas para la compra de máquinas, herramientas, insumos y bienes de capital y prevé un ingreso protegido al empleo: los titulares que ingresen en el mercado formal de empleo, y sus ingresos superen el salario mínimo, vital y móvil, permanecerán en el programa durante el primer año de la relación laboral”, indicó

También se refirió a la incorporación de la Secretaría de Integración Socio Urbana, que encabeza Fernanda Miño, para la urbanización de los 4.400 barrios populares.

Al respecto, Arroyo señaló que este año se harán la urbanización de 400 barrios y destacó que ese proceso “se realizará con los mismos vecinos de los barrios y eso va a generar movimiento en la economía de cada lugar”

La diputada radical Claudia Najul coincidió en la importancia de las políticas sociales, sobre todo en la pandemia, con las dificultades de tanta gente. Sin embargo, señaló que no entiende por qué aún “en Mendoza no está la unidad ejecutora y no está el programa Potenciar Trabajo”

En ese sentido, Arroyo respondió que “en el Consejo Federal de Desarrollo Social se planteó a todos los ministros y ministras del país la necesidad de constituir unidades ejecutoras y bancos de máquinas y herramientas. Lo que hacemos es aprobar proyectos para ponerlos en marcha”.