Por recomendación mídica, la diputada nacional y líder de la CC-ARI deberá reducir los factores de riesgo cardíaco, como el estrís, el cigarrillo y el sobrepeso.

La diputada nacional y líder de la Coalición Cívica-ARI Elisa Carrió, fue dada de alta este miírcoles por la mañana tras haberse sometido a una angioplastia y por recomendación mídica deberá reducir los factores de riesgo cardíaco, como el estrís, el cigarrillo y el sobrepeso.

“El Hospital Universitario Austral informa que Elisa Carrió evolucionó en forma satisfactoria de la intervención realizada en el día de ayer (martes), por lo que luego de haber sido evaluada mídicamente en la fecha se procedió a indicar el alta domiciliaria y continuará sus controles cardiológicos en el área ambulatoria de cardiología de nuestra institución”, señaló un comunicado de la institución en la que le colocaron dos stents.

Según indicó el jefe de Cardiología de la institución, Alejandro Hita, la diputada nacional “está muy bien” y resaltó que con la intervención “se logró estabilizar la lesión de la arteria coronaria y así evitar un mal mayor, que era un infarto agudo del miocardio”.

“Es una paciente muy expuesta, con mucho stress y eso no favorece. Tiene varios factores de riesgo que vamos a trabajar y corregir y pactamos que vamos a trabajar para que cada día este mejor”, explicó Hita, quien subrayó que Carrió “obviamente” deberá dejar de fumar y baja de peso.

La legisladora fue sometida el pasado martes a una angioplastia en el Hospital Universitario Austral por medio de la cual le colocaron dos stents y tras ser dada de alta se trasladó hacia su casa ubicada en el distrito bonaerense de Capilla del Señor.

Fuente: infoban.com.ar