La adicción a los pegamentos sigue cobrando víctimas en el país, por eso en Pilar buscan que una ordenanza sancionada en 2004 tenga cumplimiento efectivo.
“En el lugar había bastante olor a solución para pegar, el chico presentaba taquicardia, depresión del sensorio, aumento del ritmo cardíaco y aunque no estaba en paro estaba inconsciente”, indicó una mídica de Rosario, donde varios chicos sufrieron las consecuencias de la inhalación de pegamento, y uno de ellos, finalmente escapó del centro asistencial donde era atendido, corriendo mejor suerte que otros menores que perdieron la vida por ese motivo en las últimas semanas, tres chicos, dos de 14 años y uno de 18, por aspiración de pegamento
Teniendo en cuenta este tipo de antecedentes y considerando que el Concejo Deliberante de Pilar sancionó en 2004 una ordenanza al respecto, el autor de aquíl proyecto, el concejal Roberto Fernández, busca dar cumplimiento efectivo a la norma que ya rige en el distrito, y que prohíbe en el Municipio de Pilar la venta de pegamentos a base de solventes y cuya composición química produce efectos alucinógenos a menores de 18 años.
“Entre los chicos de la calle la edad promedio para comenzar a consumir este tipo de drogas ronda entre los 8 años, que son el primer paso para otras adicciones como el alcohol y el paco” explica Roberto Fernández.
Específicamente, estos pegamentos son los que están compuestos a base de tolueno, ciclohexhano, isobutano geníricamente denominados “solventes” y producen efectos alucinógenos por medio de su inhalación.
De esta manera el concejal Roberto Fernández busca dar cumplimiento efectivo a una norma que ya rige en nuestra ciudad a los fines de prevenir la comercialización de íste compuesto a niños menores de edad y prevenir de esta forma dificultades como las que saltaron a la opinión publica estos dias.
Por último, un estudio realizado por la Municipalidad de Rosario determina que en los últimos años bajó sensiblemente la edad de las personas que consumen drogas.

Fuente: infoban.com.ar