El cuerpo tenía más de decena de impactos y no le robaron nada, por lo que presumen se trató de un ajuste de cuentas.

Un hombre de 33 años fue acribillado a balazos dentro de su auto en el partido bonaerense de San Martín, y se investiga, entre otras hipótesis, si se trató de un ajuste de cuentas, informaron hoy fuentes judiciales y policiales.

El hecho que se conoció hoy ocurrió ayer por la tarde en las calles Las Hortensias y Los Pinares, en la localidad de Billinghurst, donde los vecinos escucharon una serie de disparos y llamaron al 911.

Fuentes judiciales informaron que al arribar al lugar, los policías de la comisaría 5ta. de San Martín hallaron un Volkswagen Gol gris, sin ningún impedimento legal, detenido en esa esquina con su conductor muerto adentro.

“El cadáver estaba ubicado en el asiento del conductor y con el cinturón de seguridad colocado”, indicó un investigador con acceso al expediente en declaraciones a la agencia Telam.

De acuerdo al pesquisa, a simple vista, el cuerpo presentaba varias heridas de bala, por lo que se aguardaba para esta tarde los resultados preliminares de la autopsia para confirmar la mecánica de la muerte.

Según las fuentes, la víctima fue reconocida por los vecinos del barrio como Rafael Avalos (33), quien al momento de ser atacado a tiros se dirigía a la casa de un familiar que reside en las inmediaciones.

Voceros policiales indicaron que el hombre tenía antecedentes por infracción a la Ley 23.737 y no le habían robado nada, por lo que sospechan que el crimen pudo haber estado motivado por un ajuste de cuentas.

En tanto, los peritos de la Policía Científica detectaron al menos 13 impactos de bala en el auto de la víctima y uno de los proyectiles incrustado en una casa de la cuadra, todos ellos de calibre 9 milímetros.

De hecho, en la ventanilla del lado del acompañante se pudieron observaron casi una decena de perforaciones.

“Por la cantidad de disparos y la posición en la que quedó el cuerpo parecería que no le dieron tiempo a nada”, describió el pesquisa consultado.

Los voceros indicaron que no hubo testigos presenciales del ataque y que los vecinos declararon que escucharon primero la seguidilla de disparos y seguidamente un vehículo (probablemente una moto) abandonar el lugar.

Por otra parte, los peritos tambiín establecieron que la víctima no estaba armada y que en loa cuadra donde ocurrió el homicidio no había cámaras de seguridad que hayan podido registrar el hecho.

El homicidio es investigado por el fiscal Raúl Sorraco, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 del Departamento Judicial San Martín.

Fuente: infoban.com.ar