El presidente del bloque de senadores provinciales de Cambiemos va a contramano de las estrategias de convivencia del Pro ortodoxo.
Enojado con el intendente de su distrito de origen decidió hacer una conferencia de prensa intentando adjudicarse las obras que van a bajar desde provincia a Escobar.
Con lo que no contaba es que al otro día la gobernadora y el ministro de obras bonaerense bajaran al distrito a hacer bandera con el intendente, y el legislador se las vio en figuritas para conseguir un lugar en la foto mientras se le desarma la tropa.

Fuente: infoban.com.ar