La titular de Aysa, Malena Galmarini, entre sus gestiones de infraestructura en territorio bonaerense no deja de ocuparse de la política de su distrito, Tigre.

Se han difundido fotos en una reunión junto a la concejal del peronismo cercana al zamorismo dentro del Frente de Todos, Gladys Pollán. También participaron referentes provinciales y locales, ligados también a Julio Zamora, Alejandro Arrúa y Blanca Ledesma.

Galmarini -en el día de su cumpleaños- también recibió al secretario General de Camioneros de Zona norte, Andres Miño, con quien cerró un acuerdo para trabajar en el distrito.

Las versiones del encuentro con Gladys Pollan no están del todo claras, aunque lo que trascendió es que se trató de una reunión de trabajo en la cual la edil, especialista en urbanismo e infraestructura, consultó a Galmarini sobre las obras en agua y cloacas que están previstas este año en el distrito.

“Me quedé hablando con ella para ver que tenía pensado en Tigre en materia de obras. No fue otra cosa, una reunión de trabajo con una compañera peronista” señaló Pollán a InfoBAN.

Las especulaciones políticas se pusieron al orden del día teniendo en cuenta una relación tirante entre el intendente Zamora y el matrimonio Massa. Sin embargo esas teorías también podrían apuntar a un trabajo en pos de la unidad, con la cabeza puesta en las elecciones de este año.

Es sabido que algunos dirigentes del PJ local no ven con buenos ojos que el Concejo Deliberante tenga como Presidente al referente de Juntos por el Cambio, Segundo Cernadas. También, que otro grupo ligado al oficialismo local trabaja en la posibilidad de armar una opción vecinalista y competir contra el Frente de Todos.

Tal vez la foto de hoy en Ensenada, donde se vio la unidad en el plano nacional, tocó el corazón de algunas figuras y estén dispuestos a dejar las diferencias a un lado. O tal vez sea una muestra más de un éxodo que amplíe la ruptura en la política del distrito.