mar-del-plata-emtur

La ciudad de Mar del Plata se prepara para el fin de semana largo de cuatro días a la espera de la llegada de miles de turistas luego de más de 8 meses de estar cerrada por la pandemia de coronavirus.

“Va a ser una prueba y vamos a hacer un trabajo fuerte” expresó Federico Scremin, presidente del Ente de Turismo (EMTUR) marplatense en diálogo con InfoBAN Radio sobre la vuelta del turismo a la ciudad que inició el martes y tendrá su primera experiencia este fin de semana largo.

“La gente de a poco se va animando, averiguando y sacando su permiso para venir a la ciudad. La reactivación se va a ir dando paso a paso pero este fin de semana va a ser importante para trabajar en los protocolos ante una temporada que va a ser diferente” marcó Scremin.

Sobre el impacto que provocó la pandemia en una ciudad que no solo vive del turismo porque tiene otras actividades como “parque industrial, el puerto, el cordón frutihortícola”, Scremin indicó que “el último índice de desocupación de abril, mayo y junio dio a Mar del Plata como la ciudad con mayor desempleo del país con 26 por ciento”, en un gran parte por la ausencia de turismo.

En ese sentido, marcó que “entre mediados de marzo y fines de noviembre de 2019 llegaron a la ciudad 5 millones de personas, que este año no pasó”.

Por todo ello, Scremin señaló que “caminar por La Rambla, meterse al mar o ir a una cervecería en Mar del Plata es un privilegio que vale doble después de un año tan dificil”.

En cuanto a los requisitos que deberán tener en cuenta quienes deseen visitar Mar del Plata, el funcionario indicó que “el permiso para venir es el mismo que para cualquier otra ciudad de la provincia y se tramita en www.argentina.gob.ar/verano”

Además señaló que “en la página del Ente de Turismo (http://www.turismomardelplata.gob.ar/) se puede averiguar todo sobre el alojamiento” ya que el permiso requiere indicar el lugar de estadía.

En cuanto al control, Scremin informó que “va a haber presencia del municipio en las distintas playas de la ciudad con el recordatorio de la importancia de respetar los protocolos. Va a ser complejo y tenemos que trabajar esperando que nos acompañe también nación y provincia en la tarea”.

Sobre las alternativas gastronómicas en el marco del distanciamiento, Scremin señaló que “el enfoque va a estar al aire libre, con aumento de los permisos para las mesas en la vereda, ya que el aforo en el interior estará reducido”. En tanto está en estudio “la posibilidad de peatonalizar calles donde hay mayor cantidad de restoranes, cafeterías o cervecerías”.