Tres hombres fueron detenidos hoy acusados de haber participado en el crimen de un skater de 17 años, asesinado el sábado último a golpes y cuchilladas para robarle las zapatillas en un descampado del partido bonaerense de Merlo, informaron fuentes judiciales.

Las detenciones se registraron esta tarde tras una serie de allanamientos en la localidad de Pontevedra, en jurisdicción del mencionado distrito de la zona oeste del conurbano.

Fuentes judiciales informaron a Télam que el juez de garantías Gustavo Robles accedió al pedido de los fiscales Claudio Oviedo y Marisa Monti para realizar los operativos de urgencia en el marco de la investigación por el crimen de Brian Gómez.

Los investigadores establecieron que un hombre conocido como “El Cordobés”, de unos 45 años, su hijo de 19 y un amigo habían atacado al adolescente en la madrugada del sábado.

Según las fuentes, cámaras municipales y privadas captaron el momento en que comenzaron a seguir a Gómez desde el centro de Pontevedra.

Luego, en otra imagen los pesquisas observaron cuando interceptaron a la víctima a golpes en un descampado.

Con esa información, familiares y amigos de Gómez reconocieron a los agresores como vecinos del barrio que vivían a una cuadra y media de la casa del adolescente.

De esta manera, la Policía realizó hoy un allanamiento de urgencia en la casa del “Cordobés”, donde lo aprehendió junto a su hijo.

Además, otro procedimiento fue concretado en un inmueble situado unas tres cuadras y un amigo de los acusados también quedó detenido, en cuyo poder encontraron plantas de marihuana y dinero en efectivo.

“El último de los aprehendidos tenía un corte muy profundo en la mano y eso cierra un indicio sobre una evidencia que habíamos encontrado en el lugar que era un goteo de sangre desde la escena del crimen hasta la esquina como en escape”, precisó un vocero encargado de la pesquisa.

Los fiscales Oviedo y Monti indagarán mañana a los imputados por el delito de “homicidio criminis causa”, que prevé la pena de prisión perpetua, es decir que lo mataron para procurar su impunidad ya que lo conocían.

No obstante, el celular de la víctima no había sido sustraído y los funcionarios dispusieron que sea analizado para establecer si hubo alguna disputa con anterioridad.

El hecho ocurrió antes de las 4.30 de la madrugada del sábado en un terreno situado en De los Españoles, entre Tasso y Nicasio Oroño, a unas cinco cuadras de la casa de Gómez, en la localidad de Pontevedra.

La víctima fue hallada horas después por personal del Comando de Patrullas tras un llamado al número de emergencias 911.

A simple vista, el adolescente presentaba golpes en el rostro y cuchilladas en el resto del cuerpo que le ocasionaron la muerte.

Según las fuentes, al chico le faltaban sus zapatillas pero entre sus pertenencias estaban el celular y la billetera.

La policía determinó que Gómez era un skater y que su patineta estaba cerca del cuerpo, añadieron las fuentes.

Los fiscales Oviedo y Monti, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 del Departamento Judicial Morón, dispusieron una serie de peritajes que permitieron detener a los presuntos responsables del crimen.