El jefe de Gabinete, Carlos Blanco, sostuvo que en la gestión de Axel Kicillof están “muy preocupados por el crecimiento de los contagios” de Covid-19, por lo que advirtió que “dar marcha atrás” con las aperturas de algunas actividades “es una posibilidad”.

“No estamos en condiciones de abrir los bares en la provincia, no hay mucha vuelta: a mayor cantidad de aperturas, mayor cantidad de casos. En lo que se pueda limitar la circulación, es positivo”, evaluó Bianco al ser consultado sobre cómo seguirá la fase del aislamiento en la provincia frente al incremento de contagios de los últimos días.

Sobre el posible cierre de algunas actividades y comercios, dijo que “es una situación incómoda”, pero planteó que no se puede “dejar de priorizar la situación sanitaria”.

“Estamos muy preocupados por el crecimiento de los contagios, dar marcha atrás es una posibilidad”, insistió Bianco en declaraciones radiales, difereciándose de la estrategia de reaperturas progresivas que impulsa la gestión porteña de Horacio Rodriguez Larreta.

Por otro lado, afirmó que “las ocupaciones de tierra ilegales son un delito”, pero también planteó que “hay necesidades reales” en la provincia como “el deficit habitacional”.

“Tenemos que atender el déficit habitacional también, hay necesidades reales. Estamos trabajando en un plan de viviendas para dar solución a la toma de tierras”, señaló Bianco.