Un pedido de juicio político de la jueza de Menores bonaerense, Inís Siro, quien intervino para impedir un aborto a una joven discapacitada, fue presentado ante la Suprema Corte de Justicia bonaerenseEl pedido de juicio político, realizado por las diputadas nacionales Diana Conti y Graciela Rosso, se concretó en las
primeras horas de la tarde, en el área designada por la Corte para la recepción de denuncias y acusaciones contra magistrados bonaerenses.
Previamente la diputada por el Frente para la Victoria, Graciela Rosso, insistió hoy en su reclamo de juicio político a la jueza de Menores bonaerense Inís Siro, quien impidió realizar un aborto a una joven discapacitada en un fallo
de primera instancia que fue revocado cuando ya era tarde para esa operación, al sostener que la magistrada “no debió intervenir”.
Rosso opinó que “la jueza no debió haber intervenido -ante la práctica del aborto-, porque era un caso claro en el Código Penal”, al tratarse de una joven “retrasada mental”.
“Tal es así que los mídicos no piden la intervención de la justicia -para practicarlo- y la jueza actúa de oficio”,
puntualizó la legisladora en declaraciones a Radio 10.
Señaló que esa situación “generó un retraso y el proceso biológico del embarazo continuó y ahora no le pudieron hacer el aborto, porque corre riesgo la vida de la chica”.
Indicó que “acá hay una víctima de una violación que no es cierto que no está probada y, además, es una persona retrasada mental”.
Por su parte, la diputada del ARI, Elisa Carrió, coincidió en que el caso de la menor que sufre de demencia y fue violada “se trata de abortos no punibles”.

Fuente: infoban.com.ar