Una vez más, y desoyendo los argumentos de los vecinos canalizados por la oposición, 2 empresas fueron beneficiadas por la mayoría oficialista con ordenanzas polímicasEl primer caso que despertó el enojo de los vecinos presentes en el recinto, otorgó la habilitación en una zona residencial de una concesionaria de autos, en el bajo de Vicente López. El expediente, que responde a las características de los clásicos “deliverys” legislativo, desoyó los argumentos de la totalidad de los vecinos de la manzana donde finalmente se otorgó una excepción para, en un barrio residencial, realizar un emprendimiento comercial no permitido por la normativa, a la vez que se otorgó al beneficiario, otro beneficio en lo referente a la ocupación del espacio, que tampoco está de acuerdo con la normativa. Desde la oposición, criticaron que los ediles oficialistas, a pesar de contar con un expediente de oposición previo, el mismo no fue considerado, ni tratado en las comisiones por las que pasó el expediente que ameritó la excepción, en desmedro de la calidad de vida de los vecinos, que ante la impotencia insultaron a los concejales oficialistas que declararon “tener la conciencia tranquila”, a lo que los vecinos respondieron “y los bolsillos llenos”, cuestión que despertó enfrentamientos y acusaciones cruzadas, que de cualquier forma, terminaron con la aprobación del expediente a cargo de la mayoría que responde al Intendente Enrique García, impulsador del proyecto.

Otro tema que despertó polímica tuvo que ver con un contrato de alquiler de una espacio en el Tren de la Costa (en sus estaciones Maipú y Borges) por medio del cual, parte de la deuda post concursal de la empresa, pasará a solventarse con el alquiler pactado por la intendencia.

Desde el oficialismo defendieron la iniciativa por considerar que esos espacios serán destinados a iniciativas turisticas, deportivas y culturales. Desde la oposición, explicaron que este nuvo beneficio es otorgado a una empresa que no paga sus tributos, y no ha cumplido los compromisos que asumió con la comuna a cambio de excepciones con mas de una decada de incumplimientos acumulados. Ademas, el concejal Carlos Roberto, criticó la iniciativa de canjear la deuda a una empresa que “instaló una antena en forma ilegal y nadie hace nada”, a la vez que recordó que es la misma empresa que “no paga los tributos de propaganda por que dice que es institucional”, cuando en rigor de verdad, los carteles “son comerciales, y son de uno de los locales de la empresa, el Parque de la Costa”.

Desde el oficialismo, el Concejal Erro realizó una reseña histórica del tren del bajo, a modo de defensa de la continuidad del proyecto del grupo Soldati, propietaro del Tren de la Costa. 

Fuente: infoban.com.ar