Delfina Pignatiello tiene la marca necesaria para poder participar de los Juegos Olímpicos de Tokio e integra el selecto grupo de nadadores junto a Julia Sebastián y Santiago Grassi que lo lograron. Pero al igual que las Olimpíadas sufrieron la postergación por la pandemia de Coronavirus, la deportista oriunda de San Isidro tuvo que postergar su preparación.

 

Desde sus redes sociales la poseedora del récord sudamericano absoluto en 800 metros libre y Campeona Panamericana advirtió que si no la dejan volver rápidamente a los entrenamientos tras once semanas sin entrar a una pileta, su preparación corre peligro al punto de declinar su participación en Tokio 2021.

 

Su entrenador Gustavo Roldán advirtió que sus adversarios “se están entrenando” que a pesar de estar en contacto con el Enard y el Comité Olímpico Argentino, no se logró encontrar una solución.

Respecto a su inactividad Delfina Pignatiello explicó que la natación “es un deporte que no se puede reemplazar con ejercicios afuera del agua” y también remarcó que sus rivales sí se están entrenando: “estoy en total desventaja” admitió.

 

Si bien subrayó que sus ganas están intactas “para representar a mi país y ponerme mi bandera”, condicionó su participación: “me gustaría hacerlo bien y no ir mal preparada. Para eso tengo que entrenarme. No puedo prepararme un mes antes.”

 

En una entrevista con TN la “joya de la natación” argentina lamentó: “Saber que tal vez no pueda prepararme me frustra muchísimo y pienso en no estar tal vez en los Juegos Olímpicos.”