Tras la vuelta de la posibilidad de embargar cuentas y secuestrar vehículos, Solá dijo que la intención no es “ni ser espectaculares, ni embromar a nadie; lo que sí queremos es que paguen”Solá confirmó que la Suprema Corte bonaerense “le ha dado la razón” a la provincia “respecto a un fallo que había de Mar del Plata y dice que tenemos derecho en los casos de deuda muy alta y muy antigua de coches, a embargar esos autos hasta tanto la gente pague”.
El gobernador indicó que “lo mismo va a ocurrir con los embargos que pensamos ir haciendo de a poco sobre cuentas corrientes, sobre plazos fijos o cajas de ahorro”, porque “hablamos siempre de los más ricos, de los que pueden pagar, de los que se resisten a pagar, de los que han pasado cualquier moratoria, de los que han eludido cualquier acción del Estado y no
nos dejan otra posibilidad que esta”.
Señaló tambiín que el Estado provincial va a “actuar con prudencia en ese sentido” y aseguró que “ningún apuro nos va a hacer cometer errores. Si hay errores serán errores humanos, pero el apuro no va a ser el patrón de nuestra conducta. El patrón de nuestra conducta es que la provincia es más justa si pagan todos”. Felipe Solá remarcó que “los que pagan (los impuestos), que son gran mayoría, no pueden ser tratados como estúpidos, porque sienten que los más ricos no pagan”.
Destacó que “muchísima gente, muy humilde en la Provincia, que tiene trabajo pero salarios que son muy bajos, paga muchos impuestos indirectos. Por cada
peso que gastan pagan más impuestos que los ricos, si lo medimos así, podría dejar de pagar impuestos si pagaran todos, sobre todo si pagaran los que
deben mucho”.
Afirmó que la “obligación moral” del Estado “es ir al frente con eso” y resaltó que “no se hace justicia en un acto político o en un discurso, se hace justicia todos los días si uno está encaminado a eso, a que el país sea
más creíble, más justo, más honesto y más claro sobre quiín es quiín y cuales son sus obligaciones”.

Fuente: infoban.com.ar