Tras seis años de gestión, el oficialismo en San Martín quiere lograr la presidencia del Concejo Deliberante, y comienza el año con presupuesto aprobado.
Tras la aprobación del presupuesto de la municipalidad de San Martín (265 millones de pesos) para el año 2008, el concejal Daniel Ivoskus sostuvo que “verdaderamente es una satisfacción poder comenzar el año con una herramienta como el presupuesto para poder empezar a trabajar desde el primer día del año, que sería lo normal pero en determinadas oportunidades tuvimos inconvenientes”, al tiempo que destacó que el mismo “cumple con todas las normativas” que se aplicarán en el próximo ejercicio.
Sin embargo desde la oposición aducen que “en los últimos dos años se aprobaron el Presupuesto y la Fiscal Impositiva, y llama la atención que los grandes contribuyentes votaron todos a favor cuando hay grandes aumentos de tasas.”
En cuanto a la aplicación del Rafam, una reforma de la administración financiera que a partir del primer día hábil del año 2008 deberán aplicar la totalidad de los municipios bonaerenses, Ivoskus destacó “el sistema no permite gastar más de lo que hay en las cuentas o desviarse de los presupuestos y genera un control efectivo y permanente durante la ejecución del presupuesto municipal”.
En cuanto al incremento de tasas informó que “se ha hecho de manera parcial una actualización de la valuación fiscal”, y en cuanto a los fondos destinados a salud y acción social destacó la existencia de una partida especial para la construcción del nuevo hospital “que es una política social y sanitaria muy importante y que sobre todo atiende a los sectores de menores recursos.”
En referencia al funcionamiento del Concejo Deliberante, marcó que “la dieta de los concejales no ha sufrido variación” y sostuvo que el díficit con el cual cerrará ese cuerpo “por una deficiente administración tanto en 2006 como en 2007 hace que haya dinero que en vez de ir a programas oficiales, la compra de medicamentos, se gasten en contratos políticos, lo cual criticamos y lamentamos, y por eso esperamos despuís del 10 de diciembre tener la posibilidad de tener la conducción del Concejo Deliberante para que esas cosas que le hacen muy mal a la clase política no sucedan.”
Consultado por las chances de que la presidencia recaiga sobre el oficialismo, Daniel Ivoskus recalcó: “si se usa la razón y la lógica no existe otra posibilidad, la ciudadanía se ha expresado marcando claramente quien quiere que maneje los destinos del municipio.”
Hugo Bernasconi, concejal del Frente para la Victoria criticó que “la partida para desarrollo social es muy baja, debería ser mucho más amplia teniendo en cuenta las grandes áreas carenciadas” y llamó a sus pares a “ser inflexibles en la rendición de cuentas.”
Asimismo planteó que “el Ejecutivo utiliza la falacia de que no se le aprueban los instrumentos importantes de gobierno. Quiero recalcar que en los últimos dos años logró la aprobación de las dos Ordenanzas impositivas, los dos Presupuestos y las rendiciones de cuentas, por lo que está más que claro que el argumento de que el Deliberante es una máquina de colocarle piedras en el camino es mentira, y lo hacen para no cumplir con las cosas que están pendientes, como la deuda social, el pavimento, bacheo y agua y cloacas, que se hagan cargo de su propia ineficiencia porque los instrumentos los tienen.”

Fuente: infoban.com.ar