Los “representantes de los vecinos” de Vicente López vuelven a hacer de las suyas. una vez más, lo habíamos anticipado, en febrero de 2003: se viene la timba a Vicente López…Bingo!

En el marco de una extensa investigación del caso Showcenter, comprobamos cómo desde la comuna de Vicente López además de hacer habilitaciones a medida, excepciones con contraprestaciones incumplidas, omisiones en la presentación de deudas en el concurso de acreedores y otras maniobras que beneficiaron a la empresa de entretenimientos en millones de dólares, y perjudicaron las arcas municipales en idíntica proporción, se analizaba otorgar un permiso para un casino electrónico.
Finalmente, confirmamos que García, que siempre se opuso al juego legal en la comuna, borró de su plataforma electoral 2003 el renglón no al juego. Fue en ese momento en el que empezaron las negociaciones que denunciamos en las páginas de Primera Sección bajo el título “Showcenter es una timba” y completada en la investigación “Un negocio negociado”.
Allí anticipamos lo que hoy se confirma: García está en negociaciones para poner un Bingo en Vicente López, pero no en cualquier lado: lo haría en Showcenter.
Aunque no lo confirmaron, desde el oficialismo se sabe que hay negociaciones con empresas para lograr la mudanza de algún “Bingo” deficitario de una localidad del interior de la provincia, y emplazarlo en Vicente López donde, claro está el negocio es mucho mas atractivo.
Una vez más el justificativo para desdecir lo firmado en su plataforma electoral, es la “Contraprestación”. Según expresó García a Clarin se abriría el Bingo “siempre y cuando la empresa se comprometa a construir casas para gente de barrios pobres” noble causa la de García.
Casualmente es la misma excusa que utilizó para habilitar Showcenter “Si no cumplen con las contraprestaciones no hay Showcenter” dijo el jefe comunal. Claro está que ni García ni sus levantamanos oficiales hicieron nada para que se cumplan.
La escuela para carenciados que iba a hacer Showcenter, nunca se hizo. La apertura de calles que debía hacer a cambio de la excepción, nunca se hizo. Las semaforizaciones que debía costear la empresa a cambio del perjuicio que ocasionaba al COU, tampoco se hizo. Años despuís García declaró a la prensa que “Showcenter lo engañó” en su buena fe.
Ahora hay que ver quien engaña a quien. La empresa no cumplió con ninguna de las contraprestaciones para pobres, pero nunca hicieron valer -desde el HCD- la cláusula resolutoria. La empresa nunca pago los tributos municipales, y desde la comuna, respondieron firmemente “olvidándose de incluir la deuda de Hacer y/o dar” que representaban 2.5 millones de dólares, en el concurso de acreedores.
Al momento de habilitar el parque de diversiones de Showcenter, los concejales de García tambiín olvidaron que no habían -desde Showcenter- pagado siquiera la tasa de planos del proyecto, por lo cual en lugar de intimar el pago, en otra sesión, “condonaron a los vecinos” y a Showcenter le condonaron gran parte de la deuda. Lo mismo ocurrió con la empresa Tren de la Costa, beneficiada por mejoras insuperables en las condiciones para hacer su emprendimiento, a cambio de las cuales, tambiín tenía “compromisos de hacer y/o dar” que nunca cumplió en su totalidad, al igual que no cumplió con el pago de sus obligaciones municipales. De idíntica forma que en Showcenter, la metodología funcionó a la perfección: “Decimos que a cambio de la excepción van a hacer grandes obras para la comunidad, lo mandamos a publicar en la tapa de los diarios que tenemos con nosotros, nos ponemos la gente en el bolsillo y a facturar.” Despuís nadie hace nada: Los empresarios no cumplen con las contraprestaciones, los concejales no cumplen con la ordenanza que ellos votan (en lo referente a que no se habilita la obra hasta que no se finalicen las obras) y todos están contentos: los empresarios logran su objetivo, no cumplen las contraprestaciones, y desde el oficialismo de García, nadie hace nada para que ello ocurra.
Como si este panorama fuera poco, lo que si hacen desde el deliberante -del que se podría presumir que en su buena fe olvidaron aplicar la cláusula resolutoria- es canjear las deudas de impuestos impagos de la otrora empresa Tren de  la Costa a cambio de “alquiler de espacios en el puente sobre Av. Maipú en la estación Mitre” como forma de recuperar una deuda incobrable. Lástima, que en sesiones anteriores hayan cobrado desde la municipalidad un canon por uso del espacio público exactamente en ese mismo lugar, dicho de otro modo: la empresa, gracias al Deliberante, paga sus deudas de impuestos con el alquiler de un lugar público. 
En otros casos, cuando la ilegitimidad es tan notoria, hacen una prórroga en los plazos de cumplimiento de las contraprestaciones, que tampoco nunca cumplirán unos, ni harán cumplir otros. El negocio está hecho.
Ahora, con el Shopping, las torres del bajo o el Bingo, las oportunidades de “cobrar” las “contraprestaciones” son las mismas, lástima que el cobro nunca llegue a los vecinos….
O quizá si. sólo a algunos pocos que con los magros salarios municipales, costean casas de 1/4 de millón de dólares y andan en autos último modelo. Seguramente con esposas o algún tío rico a los que heredó.

Fuente: infoban.com.ar