El jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, solicitó hoy a los intendentes de la provincia que “cumplan con la normativa” anti-reuniones durante la pandemia, al remarcar que “no está hecha por capricho, sino siguiendo normas epidemiológicas”.

“La mayor causa de contagio es la circulación por eso restringimos las reuniones sociales. Les decimos a todos los intendentes que cumplan con la normativa porque no está hecha por capricho sino siguiendo normas epidemiológicas”, resaltó Bianco.

El jefe de Gabinete de la gestión de Axel Kicillof se refirió a las fiestas clandestinas y explicó que “controles hay permanentemente por parte de las fuerzas de seguridad y de los gobiernos municipales, pero es imposible controlar uno por uno a todos los bonaerenses”.

“Todos estamos cansados, aburridos, angustiados, hay que hacer un esfuerzo más, no hay una vacuna para prevenir el contagio, no nos queda otra que respetar las medidas sanitarias”, exigió el funcionario en declaraciones radiales.

Y agregó: “Más allá de estas situaciones puntuales de irresponsabilidad, como la realización de una fiesta clandestina, la clave es la responsabilidad de cada una de las personas. Si no lo entendemos es difícil contener la pandemia”.

A su vez, Bianco ponderó la labor con las administraciones de Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta, al remarcar que se está “trabajando muy bien con Nación y Ciudad de Buenos Aires”, porque “hay una coordinación permanente y absoluta”.

Sobre el regreso de las clases, planteó: “En el AMBA es muy difícil que suceda, pero si hay oportunidad de retornar a clases será en el interior de la provincia. Lo estamos evaluando”.

En tanto, Bianco y el ministro de Salud, Daniel Gollán, brindaron detalles acerca de la situación epidemiológica en el distrito durante un encuentro con los medios en el Salón Dorado de la Casa de Gobierno bonaerense.

En su presentación, Gollán expuso las tres dimensiones en las que trabaja el Gobierno en materia sanitaria: la contención del número de casos, la ampliación de la capacidad sanitaria y la búsqueda de avances en materia terapéutica.

El ministro remarcó que ese ritmo controlado tiene que ver con que hay actividades que no están funcionando, por lo que la liberación de más actividades llevaría aparejado el aumento de casos.