Se realizó la primera jornada de análisis para la implementación de la nueva Ley de Procedimiento de Adopción.

“Hacia un proceso de adopción con enfoque en derechos”, se desarrolló ayer en el SUM de la Casa de Gobierno encabezado por el gobernador Daniel Scioli y la presencia del secretario provincial de Niñez y Adolescencia Pablo Navarro; su par nacional Gabriel Lerner; el representante de Unicef Argentina Andrís Franco; la cantante y presidenta del Hogar Pimpinela Lucia Galán y la titular de Abuelas de Plaza de Mayo Estela de Carlotto, entre otros.

El enfoque de derechos que adquiere la adopción en la provincia respalda el inicio del proceso para 192 niños y adolescentes -que han vivido institucionalizados- amparados en la nueva ley provincial. El plazo para que un niño pueda ser adoptado podrá ser menor al agotarse las acciones para intentar revincularlos con su familia de origen.

“Vamos a ir en camino a tener el listado de adoptantes, en eso vamos a trabajar con el ministro (de Justicia) Ricardo Casal, lo que permitirá concretar los sueños y los anhelos de los niños”, dijo Scioli al encabezar la reunión organizada por la Secretaría de Niñez y Adolescencia.

Según un informe de la Secretaría de Niñez presentado durante la jornada, de los 192 chicos y adolescentes en situación de ser adoptados el 52 por ciento son varones y 48 por ciento mujeres.

Además, el 18 por ciento tienen entre 0 y 2 años; el 21 entre 3 y 5 años y el 27 por ciento entre 6 y 8 años, mientras que los niños entre 9 y 11 años constituyen el 18 por ciento; el 10 tienen entre 12 y 14 años y el 6 por ciento restante van desde los 15 a los 17.

A partir de la nueva norma la Justicia podrá establecer plazos concretos y según cada caso, para dictaminar la situación de los chicos sin cuidados parentales, basados en los informes que realicen desde el Sistema de Promoción y Protección de Derechos.

El secretario de Niñez y Adolescencia Pablo Navarro, puntualizó que “hasta esta ley el juicio de adopción se regía por normas de procedimiento ordinario como cualquier otro juicio sumario con los plazos y tiempos que fijaba un juicio normal en tírminos procesales”, aseveró Navarro.

Según explicó, ahora la justicia deberá cumplir con plazos concretos para determinar la adoptabilidad de los niños.

En rigor, esta ley estipula un tiempo de seis meses -a contar desde que se toma la primera medida de protección del menor que se encuentra en un estado de vulnerabilidad- para que el juez decida si están dadas o no las condiciones y así resolver la situación de adoptabilidad del menor cuyos derechos se vean afectados. Tambiín, deberá contemplar los informes elaborados por los servicios locales de promoción y protección de derechos del niño.

Fuente: infoban.com.ar