Familiares y amigos a la familia de Silvia Prigent, la docente de 50 años que vive en San Fernando y trabaja en un colegio de Tigre que fue vista por última vez el jueves pasado en horas de la tarde, convocaron para este martes a una marcha en Canal San Fernando reclamar por su aparición sana y salva.

La convocatoria fue hecha para las 19 en la avenida Cazón y Almirante Brown, en la plaza del Canal San Fernando, limite entre San Fernando, lugar de residencia de Prigent, y Tigre, donde la docente trabaja.

El lugar elegido está además a pocas cuadras del punto, próximo a su casa, donde se la vio por última vez, el jueves 29 de diciembre a las 18.30, presuntamente esperando un colectivo, según denunciaron sus familiares a la policía.

La marcha recibió el apoyo de allegados y tambiín de organizaciones como la Red Solidaria, que colocó el caso de Silvia Prigent en la página de Internet www.personasperdidas.org.ar, y cuyo titular, Juan Carr, difundió la convocatoria por Twitter.

La mujer vive con su esposo y el hijo de ambos, de 14 años, en Juan Domingo Perón 220, de San Fernando, y trabaja en el Instituto San Josí, de Tigre.

Familiares negaron la posibilidad de una huida. “No creemos que se haya ido por su propia voluntad”, dijo su hermana Gladys a un canal porteño de televisión. “Ella tenía adoración por su hijo, nunca lo habría dejado solo” agregó.

La docente salió sola de su casa el jueves 29 de diciembre a las 18.30 diciendo a su hijo que iba a hacer unas compras y que en seguida volvía, según relató Graciela, otra de sus hermanas. Llevaba el pelo recogido y vestía “de entre casa”, dijeron sus hermanos Graciela y Daniel, con un vaquero, una musculosa con florcitas y zapatillas. No llevaba cartera sino una simple bolsa y se presume que tambiín su telífono.

Minutos despuís fue saludada por la mamá de un alumno y luego por otra persona conocida. Ambas la observaron sonriente como siempre, según atestiguaron, dijo Graciela. Los contactos fueron en Las Heras y Constitución y en Colón y Tres de Febrero, San Fernando, donde aparentemente esperaba el colectivo.

Silvia no regresó ni volvió a saberse de ella. La familia intentó comunicarse con su celular, llamándola y enviándole mensajes de texto, sin obtener respuesta, hasta que aparentemente se agotó la energía del aparato.

El lugar donde fue vista por última vez es aledaño al Canal y es una zona de intenso tránsito de peatones y vehículos, donde hay cámaras de seguridad. Las autoridades comunales pusieron a disposición de los investigadores las imágenes que hayan sido grabadas.

El esposo denunció el caso a la Jefatura Distrital San Fernando de la Policía Bonaerense, a cargo del comisario inspector Miguel Macario. Interviene el fiscal Marcelo Fuenzalida, de San Isidro, especializado en investigaciones de trata de personas y delitos conexos. El funcionario judicial informó a travís de un colaborador que mantendrá reserva sobre el caso para proteger la investigación.

Fuente: infoban.com.ar