El referente de Juntos por el Cambio en Malvinas Argentinas expresó su preocupación por los dichos de Kicillof y por la falta de criterios unificados para el retorno a las actividades escolares presenciales.

Con respecto a la vuelta a clases, el gobernador Axel Kicillof expresó en un medio de comunicación: “Todos queremos volver (a la presencialidad), pero en condiciones que no se contagien los chicos. Ya está demostrado que se contagian al igual que los adultos y que contagian también. Eso tratamos de evitar”. En este sentido, Marcelo Di Mario expresó: “Me preocupa la falta de sentido común de quien gobierna nuestra Provincia. En Malvinas las canchitas de fútbol de los barrios están repletas de gente de todas las edades, sin barbijos, sin protocolos, pero las escuelas están vacías y a nadie parece importarle”.

Y agregó: “En otros municipios ocurre lo mismo. Hay protocolos para reabrir La Salada pero no podemos volver a las aulas. Nos parece que la vara con la que están fijando prioridades no es la correcta. En la escuela los chicos es donde mejor van a estar cuidados, y además es el mejor lugar para enseñarles a cuidarse y cuidar a su familia”.

Asimismo, Di Mario fue contundente: “Claramente Kicillof no tiene ganas de trabajar por un tema tan importante como la educación. Muy distinto es el caso de la Ciudad de Buenos Aires, donde en vez de opinar que es “un despelote” (haciendo alusión a los dichos del gobernador), se arremangan y se ponen a trabajar con protocolos y buscando que los chicos no pierdan lo más importante que es el contacto con la escuela y sus compañeros”.

“La pérdida de la escolaridad afecta directamente a toda la sociedad. El vínculo pedagógico y emocional es vital para los chicos, y la brecha que se genera entre los diferentes sectores de la población es cada vez más difícil de recuperar. Las familias más vulnerables claramente son los que más pierden con estas decisiones”, concluyó Di Mario.