El comerciante detenido en Hurlingham acusado de haber perseguido y matado de un balazo por la espalda a un joven que acababa de robar en su local y amenazar con degollar a su mujer se negó a declarar ante la Justicia y seguirá preso.

Fernando Sebastián Martínez (28) fue indagado este martes por el fiscal de Instrucción de Morón Alejandro Jons, quien luego de la diligencia pidió la detención formal del imputado a la Justicia de Garantías, informaron fuentes judiciales a la agencia de noticias Tílam.

En tanto, los pesquisas aguardaban los resultados de la autopsia y de otros peritajes para determinar si el comerciante actuó en su legítima defensa o si cometió un exceso en su accionar.

En principio, los investigadores creen que el comerciante persiguió y efectuó varios disparos por la espalda al delincuente, quien en ese momento se hallaba desarmado.

El hecho ocurrió en la granja “Don Sebastián” ubicada en Villegas al 2400, de Williams Morris, partido de Hurlingham, en el oeste del conurbano, donde un hombre entró a robar y amenazó con degollar con un cuchillo que encontró sobre el mostrador a la esposa del dueño, una mujer de apellido Salazar y 28 años.

El ladrón tomó del cuello a la mujer y le exigió la entrega del dinero, pero la víctima logró zafar de su atacante y a los gritos le pidió ayuda a su marido. El comerciante, al escuchar a su mujer, ingresó al local armado con una pistola Glock calibre .40 de su propiedad y, aparentemente, disparó contra el delincuente cuando íste escapaba.

“Tenemos acreditado que lo persiguió varias cuadras al delincuente, quien a esa altura ya no estaba armado”, dijo una fuente de la investigación según Telam.

El asaltante intentó escapar a la carrera pero cayó muerto al llegar al cruce de las calles Bustamante y Etcheverry, a pocos metros del lugar del hecho. Las fuentes policiales aseguraron que efectivos de la comisaría de William Morris concurrieron luego al lugar del hecho y hallaron muerto al asaltante que, al parecer, recibió un único disparo en la espalda.

En tanto, el fiscal Jons ordenó el secuestro de la pistola Glock y de tres vainas servidas que se encontraron en el lugar.

Fuente: infoban.com.ar