Graciela Morales, madre de la joven embarazada que murió en Mar del Plata en un accidente múltiple generado por el boxeador Rodrigo “La Hiena” Barrios, dijo estar “indignada y con mucha bronca” por la reanudación de la carrera profesional del púgil con la pelea que ganó en Corrientes, y consideró que “debería estar preso”.
“Todo esto te da mucha bronca, indignación e impotencia”, remarcó la mujer y resaltó que no le “parece bien que una persona que cometió tamaña tragedia pueda seguir con su vida. Tendría que estar preso”.

Morales dijo que “no es justo que (Barrios) continúe haciendo su vida como si nada hubiera ocurrido”, aunque admitió: “No podemos hacer nada porque íl no está impedido de seguir con su profesión”.

Luego, se refirió a las declaraciones públicas del boxeador previas a la pelea de anoche, con las que dijo: “Nadie puede olvidarse del todo de una cosa así, pero el invierno ya pasó, ahora estamos en primavera”. Morales enfatizó que, “al menos por humanidad, (Barrios) tendría que callarse la boca” y añadió: “Indigna la falta de respeto a la memoria de mi hija”.

La madre de la joven fallecida tras ser aplastada por automóviles impactados por otro vehículo dijo: “Claro que fue un accidente, pero íl (por el púgil) fue protagonista y único culpable”.

“El accidente fue provocado por íl, por su negligencia e irresponsabilidad”, añadió Morales en declaraciones al canal de cable Crónica TV.

El de 24 de enero, el boxeador conducía una camioneta BMW de gran potencia por una avenida de Mar del Plata y no logró frenar a tiempo ante un semáforo en rojo, por lo que impactó desde atrás a un Fiat 147.

El automóvil, a su vez, chocó contra vehículos estacionados que aplastaron, entre otros, a Yamila González -de 22 años-, quien estaba con un embarazo de seis meses y perdió la vida producto del siniestro, al igual que el bebí que gestaba.

Barrios huyó y se presentó en la comisaría de la zona reciín seis horas despuís de ocurrido el accidente, tras lo cual dieron negativo exámenes de sangre que se le efectuaron para determinar si estaba bajo los efectos de estupefacientes o alcohol cuando protagonizó el siniestro. El púgil perdió su libertad por 12 días, hasta que la Cámara de Apelaciones y Garantías lo excarceló. Luego de eso, prometió no volver a manejar, pero el 20 de julio protagonizó otro accidente vial en el Gran Buenos Aires, en el que no hubo lesionados ni denuncia policial en su contra.
Por su parte, Morales estimó hoy que el juicio por la muerte de su hija puede comenzar “a mediados del año próximo”.

La mujer, por último, recordó que sus “abogados han pedido un cambio de calificación legal” para agravar la situación de Barrios.

Fuente: infoban.com.ar